Listin Diario Logo
11 de agosto 2022, actualizado a las 12:00 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales miércoles, 03 de agosto de 2022

EE. UU. demuestra que puede golpear blancos en Afganistán

El posible uso del R9X, según Klon Kitchen, del American Enterprise Instituto y ex analista de temas de inteligencia, indicaría que Estados Unidos quería matar a al-Zawahri con “posibilidades limitadas de muertes colaterales y de destrucción, y por otras razones políticas”.

  • EE. UU. demuestra que puede golpear blancos en Afganistán

    EEUU demuestra que puede golpear blancos en Afganistán. Foto: AP

AP
Washington

Durante un año, las autoridades de Estados Unidos han estado diciendo que eliminar una amenaza terrorista en Afganistán sin soldados estadounidenses en ese país sería difícil, pero no imposible. El fin de semana pasado se demostró que, sí, es posible, con la muerte del líder de al-Qaida Ayman al-Zawahri causada por un drone de la CIA.

Otros ataques aéreos en el pasado mataron civiles inocentes. En este caso, Estados Unidos usó un misil Hellfire que minimizó enormemente las posibilidades de que hubiese otras bajas. Si bien las autoridades no confirmaron qué tipo de Hellfire fue usado, expertos en armas y en medidas antiterroristas dicen que seguramente se empleó un Hellfire R9X, un arma secreta con varios apodos, incluidos ”bomba con puñales” y “Ginsu volador”.

El posible uso del R9X, según Klon Kitchen, del American Enterprise Instituto y ex analista de temas de inteligencia, indicaría que Estados Unidos quería matar a al-Zawahri con “posibilidades limitadas de muertes colaterales y de destrucción, y por otras razones políticas”.

Vistazo al Hellfire y a la forma en que al-Zawahri podría haber sido eliminado:

¿EN QUÉ CONSISTE UN MISIL HELLFIRE?

Originalmente fue un misil antitanque diseñado en la década de 1980, pero en las dos últimas décadas fue usado para golpear blancos en Irak, Afganistán, Yemen y en otros sitios.

Los misiles guiados de alta precisión pueden ser montados en helicópteros y en drones sin tripulación, y son muy usados actualmente en todo el mundo. Estados Unidos y otros países han vendido más de 100.000 misiles Hellfire, de acuerdo con Ryan Brobst, analista de la Fundación para la Defensa de las Democracias, un centro de estudios de Washington.

“Puede causar suficiente daño como para destruir la mayoría de los vehículos y edificios sin causar grandes destrozos ni derribar cuadras enteras, y sin significativas bajas civiles”, expresó Brobst.

Los militares estadounidenses han usado misiles Hellfire con frecuencia para matar blancos de mucho valor, incluido un alto líder de al-Qaida en Siria el año pasado y el propagandista de al-Qaida Anuar al-Awlaki en Yemen en el 2011.

¿QUÉ MATÓ A AL-ZAWAHRI?

Estados Unidos tenía muchas opciones de ataque. Pudo haber usado un Hellfire tradicional, una bomba tirada desde un avión tripulado o haber lanzado un ataque mucho más riesgoso por tierra. Los Navy SEALs, sin ir más lejos, ingresaron a Pakistán en helicópteros y mataron a Osama bin Laden.

En este caso, la CIA optó por usar un dron. Si bien generalmente la CIA no confirma sus operaciones antiterroristas y limita la información que ofrece sobre sus misiones, funcionarios del gobierno han dicho que se dispararon dos misiles Hellfire hacia el balcón del edificio donde vivía al-Zawahri en Kabul.

Imágenes del edificio que circularon en la internet muestran destrozos en el balcón, donde se encontraba al-Zawahri, de acuerdo con Estados Unidos. Pero el resto de la casa está entero y no se perciben grandes daños.

A diferencia de otros modelos del Hellfire, el R9X no lleva explosivos, sino una serie de aletas rotatorias que emergen cuando el misil se acerca a su objetivo, indicó Kitchen. “Una de sus características es que puede penetrar vehículos y otros obstáculos para alcanzar su blanco sin el uso de una cabeza explosiva”, señaló el experto.

EVITAR MUERTES DE CIVILES

Funcionarios y expertos de Estados Unidos dijeron esta semana que evitar víctimas civiles fue uno de los factores que incidieron en la decisión de usar esta arma.

Hace menos de un año, un ataque de Estados Unidos con drones, en el que se usó un misil Hellfire más convencional, destrozó un Toyota Corolla blanco en un barrio de Kabul y mató a diez civiles que se encontraban en las inmediaciones del vehículo, incluidos siete niños. En medio de la caótica retirada de las fuerzas estadounidenses de Afganistán, los norteamericanos pensaron que había explosivos en el auto, el cual parecía representar una amenaza inminente para los efectivos estadounidenses. Fue “un error trágico”, admitieron luego los militares norteamericanos.

Un ex oficial de Estados Unidos dijo que la probable selección del R9X es un ejemplo de los esfuerzos del gobierno de Joe Biden por reducir los daños colaterales y evitar la muerte de gente inocente. Ese misil es un arma de mucha precisión, que destruye un área muy reducida, de acuerdo con un funcionario que pidió no ser identificado por estar comentando temas de contrainteligencia.

Un funcionario del gobierno dijo el lunes que Estados Unidos investigó el tipo de construcción de la casa donde estaba al-Zawahri para asegurarse de que se podía atacar el edificio sin comprometer su estructura y se minimizaban los riesgos de bajas civiles, incluidos familiares de al-Zawahri, que se encontraban en otras partes de la vivienda.

“Diría que esta fue una operación de bajo riesgo”, afirmó Tom Karako, experto en misiles del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington. El empleo del Hellfire, agregó, “refleja mucha cautela”.

¿EEUU SUMINISTRA UCRANIA DRONES CAPACES DE DISPARAR MISILES HELLFIRE?

No. Washington ha aportado miles de millones de dólares en equipo militar para que los ucranianos resistan la invasión rusa, pero se cuida de entregar equipo que pueda golpear el interior de Rusia, agravando el conflicto o arrastrando a Estados Unidos a la guerra.

En su lugar, Estados Unidos ha entregado drones kamikaze, como el Switchblade o el Phoenix Ghost, que no disparan misiles sino que explotan cuando golpean su blanco.