Listin Diario Logo
25 de junio 2022, actualizado a las 12:21 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales domingo, 29 de mayo de 2022

Un proverbio y un cayuco: la obra de Boa Mistura que une a España y Senegal

  • Un proverbio y un cayuco: la obra de Boa Mistura que une a España y Senegal
EFE
Dakar, Senegal

Desde hace unos días puede verse en el mercado de Soumbédioune, en Dakar, un proverbio escrito en un fondo de pintura azul en la pared y una curva convexa que entrecorta una de sus palabras, el vestigio que muestra que allí antes hubo un cayuco.

Es la obra que los artistas urbanos españoles Boa Mistura han realizado durante la Bienal Dak’Art, uno de los principales festivales de arte contemporáneo de África, que se celebra del 19 de mayo al 21 de junio en la capital de Senegal y al que han sido invitados por la Embajada de España en colaboración con el Instituto Cervantes.

El proverbio "Ndox du bayi yonam" (en wolof, la principal lengua local en Senegal) se encuentra al final de una rampa que acaba en un muro, como si se tratara de una habitación de tres paredes y sin techo, un espacio que los pescadores utilizan como taller para arreglar los cayucos y construir otros nuevos.

"Nos pareció un lugar interesante para hacer una obra que hablara de la relación del país y de la ciudad con el mar", explica a Efe Pablo Purón, de 38 años y publicista, uno de los miembros de Boa Mistura.

Sin saber dónde ejecutarían la obra, al aterrizar en Dakar el pasado 8 de mayo, los cuatro integrantes del grupo madrileño, que descubrían por primera vez esta ciudad, pero que ya han pintado murales en otros países africanos como Mozambique, Guinea Ecuatorial, Sudáfrica, Kenia y Argelia, decidieron caminar por la urbe para buscar dónde pondrían en marcha el proyecto.

Fue Soumbédioune el lugar que "agarró fuerte" a estos artistas, cuenta Purón, por el vínculo de Senegal con el mar, pero también por la vida local en este punto de la capital, donde en un espacio reducido conviven vendedores de artesanía, de corderos y de pescado y se construyen las piraguas de colores vibrantes tan características de este país africano.

Pintado utilizando la anamorfosis, una técnica que consiste en distorsionar el dibujo para que sólo se pueda ver o leer desde un punto concreto, el proverbio fue elegido tras consultar a los pescadores, un diálogo con los lugareños que Boa Mistura considera esencial ya que serán esas personas las que convivirán con la obra el tiempo que perdure.

Vínculos entre España y Senegal

Pero la obra no acaba en aquel muro, ya que el cayuco, en el que se pintaron partes de las letras que componen la palabra "bayi", fue trasladado al Instituto Cervantes de Dakar, donde está expuesto junto al proverbio traducido al español: "El agua nunca deja su camino".

"Con la ausencia de la barca queda la silueta de la piragua que estuvo y que ya no está (…). Son dos piezas incompletas, pero que están vinculadas entre sí", comenta Purón, al aludir a esta obra como "un puente", pero también a la ausencia del que se va "llevando consigo una parte del lugar del que proviene".

El trabajo artístico tiene muchas lecturas y otra es la relación entre Senegal y España a través de los cayucos en los que frecuentemente se embarcan senegaleses con rumbo a las Islas Canarias buscando una mejor vida.

El paso por Dakar de Boa Mistura dejará también otra obra gráfica en el Instituto Cervantes, que va más en su particular línea de investigación cromática y tipográfica, y en la que se solapan las letras de las palabras.

En ese mural la frase en español "Voz entre las dos orillas" está escrita sobre la palabra en wolof "mboole", que significa "unión", reincidiendo en los vínculos que unen a España y Senegal.

Sudáfrica, punto de inflexión

Los orígenes de Boa Mistura son el grafiti, afición que compartían desde pequeños, pero que fue evolucionando hacia los murales en tiendas de barrio hasta que en 2010 decidieron convertir su arte en su trabajo y alquilaron un estudio en el centro de Madrid.

No obstante, en 2011 fueron invitados a pintar en un barrio periférico de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, donde su trabajo tuvo un punto de inflexión que ha marcado su obra.

"Era un barrio muy peligroso, con una problemática de bandas increíble (…), un contexto tan ajeno a nosotros que nos quedamos bloqueados. Si no puedo ni siquiera cruzar dos calles porque hay bandas, ¿cómo voy a pintar algo en la calle?", cuenta Purón.

Les recomendaron que dedicaran tiempo a explicar lo que iban a hacer a los vecinos, quienes les insistieron en la responsabilidad y el impacto, sobre todo en los jóvenes, que tendría su mural. Esto les cambió la manera de entender el trabajo en la calle.

"A nadie le interesa que yo ponga mi nombre, a nadie le interesa nada que no vayan a comprender, fue entonces que empezamos a trabajar con la palabra", apunta el artista.

Los vecinos les habían contado que allí, cuando los niños veían un avión lo perseguían y sus padres les decían que nunca montarían en uno de esos aparatos, pero el mensaje de Boa Mistura era otro.

Así que en aquel viaje pintaron varios murales con frases en inglés. Uno de ellos decía "Descubre el diamante que llevas dentro", y en otro podía leerse: "Pelea tu sueño".