Doce años de prisión para cura católico por abuso de menores en Alemania

EFE
Alemania

Un tribunal alemán condenó hoy a un cura católico a doce años de prisión por abusos sexuales contra menores y a indemnizar con 5.000, 10.000 y 35.000 euros, respectivamente, a tres de las demandantes, informan los medios.

La acusación comprendía hasta 118 casos de abusos cometidos por el cura durante años contra menores -la víctima más joven, una niña de nueve años-, a los que obligaba a mantener relaciones sexuales, sexo oral y muchos otros actos sexuales.

Durante el proceso, abierto en noviembre pasado, fueron apareciendo más víctimas, por lo que se amplió la acusación y se ordenó el ingreso en prisión del hombre al ver peligro de reincidencia.

La Audiencia Provincial de Colonia considera probado que el hombre se aprovechaba siempre de la situación de dependencia y vulnerabilidad de los menores.

Según testigos, abusó por ejemplo de una niña que durante un campamento de vacaciones echaba de menos su casa, en otro caso pretendió querer atender a la hija de una alcohólica y con una familia llegó a acordar una terapia para tratar la irascibilidad de su hija.

La fiscalía pedía para el hombre 13 años de prisión y la defensa un máximo de ocho.

El Arzobispado de Colonia negó su corresponsabilidad en los hechos y aseguró haber actuado siempre "de manera consecuente", según palabras del arzobispo de Hamburgo y antiguo jefe de personal en Colonia, Stefan Heße, durante el juicio.

El juez que preside la sala, Christoph Kaufmann, mostró abiertamente su irritación con la postura de las autoridades eclesiásticas y quiso saber del antiguo juez exlesiástico Günter Assenmacher, llamado como testigo, por qué no se había abierto una investigación contra el cura cuando se conocieron las acusaciones.