Listin Diario Logo
19 de octubre 2021, actualizado a las 04:24 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales domingo, 26 de septiembre de 2021

Vacunas de refuerzo anticovid podrían valer miles de millones de dólares para fabricantes

LO QUE PUEDAN GANAR LOS FABRICANTES DEPENDE DE QUÉ TAN GRANDE SEA EL DESPLIEGUE

  • Vacunas de refuerzo anticovid podrían valer miles de millones de dólares para fabricantes

    Foto: Rogelio V. Solis/AP.

Tom Murphy/AP

Hay miles de millones más en ganancias en juego para algunos fabricantes de vacunas a medida que EE.UU. avanza hacia la dispensación de vacunas de refuerzo de COVID-19 para mejorar la protección de los estadounidenses contra el virus.

Lo que puedan ganar los fabricantes depende de qué tan grande sea el despliegue del plan.

Los funcionarios de salud de EE.UU. respaldaron los refuerzos de la vacuna Pfizer para todos los estadounidenses de 65 años o más, junto con decenas de millones de personas más jóvenes que corren un mayor riesgo de contraer el coronavirus debido a sus condiciones de salud o sus trabajos.

Los funcionarios describieron la medida como un primer paso.

Es probable que los refuerzos se ofrezcan de manera aún más amplia en las próximas semanas o meses, incluidos los de las vacunas fabricadas por Moderna y Johnson & Johnson.

Eso, más el crecimiento continuo en las vacunas iniciales, podría significar una gran ganancia en ventas y ganancias para Pfizer y Moderna en particular.

“La oportunidad, francamente, refleja los miles de millones de personas en todo el mundo que necesitarían una vacuna y un refuerzo”, dijo el analista de Jefferies Michael Yee.

Wall Street se está dando cuenta. El pronóstico promedio entre los analistas para los ingresos de Moderna en 2022 ha aumentado un 35% desde que el presidente Joe Biden presentó su plan de refuerzo a mediados de agosto.

La mayoría de las vacunas hasta ahora en los EE.UU. provienen de Pfizer, que desarrolló su vacuna con BioNTech de Alemania y Moderna. Han inoculado a unos 99 millones y 68 millones de personas, respectivamente.

Johnson & Johnson ocupa el tercer lugar con alrededor de 14 millones de personas.

Nadie sabe todavía cuántas personas recibirán las inyecciones adicionales, pero la analista de Morningstar Karen Andersen espera que los refuerzos generen alrededor de US$26 mil millones en ventas globales el próximo año para Pfizer y BioNTech y alrededor de US$14 mil millones para Moderna si son respaldados por casi todos los estadounidenses.

Esas empresas también pueden obtener negocios de personas que recibieron otras vacunas inicialmente.

En Gran Bretaña, que planea ofrecer refuerzos a todas las personas mayores de 50 años y otras personas vulnerables, un panel de expertos recomendó que la inyección de Pfizer sea la opción principal, con Moderna como alternativa.

Andersen espera que Moderna, que no tiene otros productos en el mercado, genere una ganancia de aproximadamente US$13 mil millones el próximo año de todas las ventas de vacunas COVID-19 si los refuerzos están ampliamente autorizados.

Los beneficios potenciales de la vacuna son más difíciles de estimar para Pfizer, pero los ejecutivos de la compañía han dicho que esperan que su margen de beneficio ajustado antes de impuestos de la vacuna esté en el "alto 20" como porcentaje de los ingresos.

Eso se traduciría en una ganancia de alrededor de US$7 mil millones el próximo año solo de los impulsores, según la predicción de ventas de Andersen.

J&J y la europea AstraZeneca han dicho que no tienen la intención de beneficiarse de sus vacunas COVID-19 durante la pandemia.

Para Pfizer y Moderna, los refuerzos podrían ser más rentables que las dosis originales porque, en primer lugar, no conllevarán los costos de investigación y desarrollo en los que incurrieron las empresas para comercializar las vacunas.

El director ejecutivo de WBB Securities, Steve Brozak, dijo que las inyecciones de refuerzo representarán “ganancias casi puras” en comparación con las dosis iniciales.

Los fabricantes de medicamentos no son las únicas empresas que podrían obtener una ganancia inesperada de la entrega de refuerzos.

Las cadenas de farmacias CVS Health y Walgreens podrían generar más de US$800 millones en ingresos cada una, según Jeff Jonas, administrador de cartera de Gabelli Funds.

Jonas señaló que es posible que las farmacias no se enfrenten a la competencia de las clínicas de vacunación masiva esta vez, y las cadenas son diligentes en la recopilación de información de contacto de los clientes. Eso hace que sea fácil invitar a las personas a que regresen para recibir refuerzos.

Los fabricantes de medicamentos también están desarrollando inyecciones de COVID-19 que se dirigen a ciertas variantes del virus, y dicen que las personas podrían necesitar inyecciones anuales como las que reciben para la gripe.

Todo eso podría convertir a las vacunas en una importante fuente de ingresos recurrente.

Las vacunas COVID-19 ya lo han hecho mucho mejor que sus predecesoras.

Pfizer dijo en julio que espera que los ingresos de su vacuna COVID-19 alcancen los US$33 mil millones este año, una estimación que podría cambiar según el impacto de los refuerzos o la posible expansión de las vacunas a los niños de la escuela primaria.

Eso superaría en cinco veces los más de US$5 mil millones acumulados el año pasado por la vacuna más lucrativa del mundo: Prevnar13 de Pfizer, que protege contra la enfermedad neumocócica.

También empequeñecería los casi 20 mil millones de dólares aportados el año pasado por Humira, el tratamiento para la artritis reumatoide de AbbVie, ampliamente considerado como el fármaco más vendido en el mundo.

Esto es un buen augurio para el desarrollo de vacunas en el futuro, señaló Erik Gordon, profesor de negocios en la Universidad de Michigan.

Las vacunas normalmente no son tan rentables como los tratamientos, dijo Gordon, pero el éxito de las inyecciones de COVID-19 podría atraer a más farmacéuticos y capitalistas de riesgo al campo.

El negocio de las vacunas es más atractivo, lo cual, para aquellos de nosotros que vamos a necesitar vacunas, es bueno”, dijo Gordon.


Más en Las Mundiales