Sao Paulo exigirá certificado de vacunación para entrar en bares y comercios

Para ello los ciudadanos tendrán que registrarse en una página habilitada por la Alcaldía y descargar una aplicación móvil donde será emitido el documento que deberá ser presentado en la puerta de entrada de los locales

  • Marcello Chello/Picture Alliance 

EFE
Sao Paulo

Sao Paulo, la ciudad más poblada de Brasil, exigirá un comprobante de vacunación contra la covid-19 para acceder a lugares cerrados, como restaurantes y comercios, según anunció este lunes la Alcaldía.

La medida comenzará a ser válida a partir del próximo lunes en la capital paulista, donde ya ha sido vacunada toda la población adulta con al menos una dosis del inmunizante contra el coronavirus.

Según explicó el alcalde de la capital paulista, Ricardo Nunes, a partir de la próxima semana los clientes deberán comprobar que están vacunados con al menos una de las dos dosis del antígeno para poder entrar en establecimientos o eventos cerrados.

Para ello los ciudadanos tendrán que registrarse en una página habilitada por la Alcaldía y descargar una aplicación móvil donde será emitido el documento que deberá ser presentado en la puerta de entrada de los locales.

"En caso de que no conste la vacuna, la persona tendrá que ser prohibida de entrar. Los fiscales inspeccionarán los locales y, si hay alguien sin vacuna en el local, será aplicada una multa", resaltó Nunes.

Sao Paulo, el estado con más casos y muertes por coronavirus del país, puso fin hace una semana a las últimas medidas de restricción impuestas para frenar la pandemia, excepto la presencia de público en eventos deportivos, que continúa prohibida.

La relajación de las restricciones se produce en momentos de desaceleración de la pandemia en Brasil, donde el número de casos y muertes se ha reducido considerablemente en los últimos meses. No obstante, los expertos han alertado del avance de la variante delta en el país, cuando tan sólo un 25 % de la población está vacunada con las dos dosis de la vacuna anticovid.

En medio de ese escenario, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a proponer hoy el fin obligatorio de la mascarilla y adelantó que pretende fijar una fecha para que dicha medida entre en vigor.