Algunos autos usados en EEUU ahora cuestan más que nuevos

AP
Detroit

Cuando era nueva, el precio del modelo 2019 de la camioneta pickup Toyota Tacoma SR de doble cabina era de poco menos de 29.000 dólares. Dos años después, los intermediarios están pagando casi 1.000 dólares más para comprar el mismo vehículo, aunque sea usado. A su vez, la están vendiendo a los compradores finales por más de 33.000 dólares.

Bienvenido al alocado mundo de las ventas de automóviles y camionetas en Estados Unidos, donde la pandemia y una escasez mundial de circuitos integrados han elevado los precios de algunos autos a niveles récord.

Durante el último año, los precios de vehículos usados han subido 30% en promedio, de acuerdo con las guías Black Book, que rastrean los datos de autos y camionetas. Eso ha creado muchas situaciones absurdas en las que vehículos de alta demanda se venden por más que cuando eran nuevos, comentó Alex Yurchenko, el vicepresidente de ciencia de datos de la compañía.

“El mercado es muy extraño en la actualidad”, afirmó Yurchenko. “Los concesionarios necesitan inventario, así que están pagando grandes sumas de dinero por los vehículos en el mercado mayorista”.

Yurchenko ha encontrado 73 modelos de entre uno y tres años de uso que se venden en subastas —donde los concesionarios compran sus vehículos— a precios superiores a su etiqueta original, lo que se conoce como precio de venta al público sugerido por el fabricante.

Los aumentos en los precios de los vehículos usados representaron un tercio del fuerte repunte de la inflación el mes pasado, de acuerdo con el Departamento del Trabajo. Los precios se dispararon un 10% en abril —una cifra récord— y otro 7,3% en mayo, mientras que la inflación aumentó 5%, lo que representa el mayor aumento en 12 meses desde 2008. El costo promedio de un vehículo usado fue de 26.457 dólares este mes, de acuerdo con Edmunds.com.

Muchos de los modelos que Yurchenko encontró eran camionetas y SUVs de alta demanda o vehículos todoterreno muy solicitados, como la camioneta pickup F-150 Raptor de Ford, la Jeep Wrangler Unlimited Rubicon SUV 2019 y la SUV Mercedes Clase G AMG63 de alto rendimiento.

Pero la Tacoma SR de doble cabina y transmisión en dos ruedas es el modelo de menor precio de la pequeña pickup más vendida de Toyota. Desde luego, había versiones de gama alta de la Tacoma en la lista, pero incluso los vehículos más convencionales se están vendiendo por arriba de sus precios originales. Por ejemplo, los modelos 2020 de la Kia Telluride y la Hyundai Palisade están en la lista, aunque se considera que ambas tienen una buena relación calidad-precio, en comparación con SUVs más caras con tres filas de asientos.

Yurchenko dijo que los precios disparatados se están trasladando a los vehículos más ordinarios. “Antes de que superemos esto, los precios de muchos vehículos comunes se acercarán al precio de venta al público sugerido por el fabricante”, comentó.