¿Cuánto tardan en caducar las vacunas contra el COVID-19?

  • En esta fotografía del sábado 15 de mayo de 2021 se muestran frascos vacíos de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Pfizer-BioNTech, en Múnich, Alemania. (AP Foto/Matthias Schrader, Archivo)

AP
Washington, Estados Unidos

Esa es ahora una pregunta fundamental en momentos en los que el gobierno de Estados Unidos se prepara para enviar decenas de millones de dosis al extranjero para ayudar a frenar la pandemia de coronavirus.

Algunos funcionarios estatales han dicho en los últimos días que algunas dosis que no se han utilizado podrían expirar a finales del mes, y la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el jueves que la cercanía de las fechas de caducidad era un factor a considerar mientras el gobierno trabaja para que las dosis se envíen lo antes posible.

Muchos medicamentos y vacunas pueden durar años si son almacenados correctamente, pero pueden empezar a perder su efectividad de forma parecida a como se degradan los alimentos en una despensa. Los proveedores de vacunas deben estar atentos a las fechas de caducidad de cada lote, para asegurarse de que se utilicen a tiempo.

Las fechas de caducidad de las vacunas se determinan en función de los datos que el fabricante envíe a los reguladores, en los que muestra cuánto tiempo se mantienen las vacunas con la efectividad adecuada, comentó Norman Baylor, exdirector de vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Se llama “valoración de la potencia” y puede variar según la vacuna. Algunas, como las del tétanos, generalmente duran unos dos años si son almacenadas correctamente.

Al igual que muchos productos perecederos, las vacunas contra el COVID-19 se mantienen estables durante más tiempo a temperaturas más bajas.

Las vacunas autorizadas en Estados Unidos, desarrolladas por Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, pueden durar hasta unos seis meses desde su fabricación, dependiendo de cómo se almacenen.

Pero las vacunas contra el COVID-19 son nuevas, y esas fechas de caducidad se podrían ampliar eventualmente debido a que las compañías siguen probando muestras de los lotes en los meses transcurridos desde que empezaron a distribuirse las vacunas, explicó Baylor.