Listin Diario Logo
22 de junio 2021, actualizado a las 12:45 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales miércoles, 05 de mayo de 2021

Familias lloran a víctimas del colapso del metro de Ciudad de México

Una revisión preliminar sugirió que una falla en las vigas de soporte horizontales causó el accidente

  • Familias lloran a víctimas del colapso del metro de Ciudad de México

    Los bomberos trabajan para bajar al suelo un vagón que cuelga de una sección elevada colapsada del metro, en la Ciudad de México, el martes 4 de mayo de 2021. (Foto AP / Fernando Llano)

Fabiola Sánchez | AFP
Ciudad de México, México

José Luis Hernández Martínez cruzaba la Ciudad de México todos los días en la Línea 12 del metro entre su casa en el lado sur de la ciudad y el taller de carrocería donde trabajaba reparando autos destrozados.

El tren del hombre de 61 años había emergido de debajo de la ciudad y avanzaba a empujones por la parte elevada lejos del centro de la ciudad a última hora de la noche del lunes cuando dos de sus vagones de color naranja brillante repentinamente cayeron al vacío.

Hernández Martínez murió instantáneamente, dijo su hijo Luis Adrián Hernández Juárez, una de las 24 personas que murieron en uno de los peores accidentes del sistema de metro más grande del mundo. Más de 70 personas resultaron heridas.

“Mi padre se recuperó sin signos vitales, con traumatismo en el tórax, el cerebro, los pies, las rodillas”, dijo Hernández Juárez, agarrando el certificado de defunción. Dijo que el personal de emergencia le dijo que su padre fue aplastado debajo de otros pasajeros. "Es realmente terrible ver a tu padre así por última vez".

Hernández Juárez planeaba enterrar a su padre el miércoles cuando comenzara una serie de funerales en la ciudad de más de 9 millones de personas.

La ira y la frustración hervían entre las familias de las víctimas y aquellos que viajaban en el metro a diario.

“Nadie me va a devolver a mi padre, aunque me den 10 millones de pesos”, dijo Hernández Juárez, al tiempo que expresaba preocupación porque su madre se había quedado sin una fuente de ingresos.

Una revisión preliminar sugirió que una falla en las vigas de soporte horizontales causó el accidente, dijeron las autoridades.

La alcaldesa Claudia Sheinbaum instó al público a evitar la especulación y prometió una investigación exhaustiva e independiente. Las autoridades esperaban presentar un informe preliminar sobre el accidente el viernes.

La Línea 12 es la más larga y nueva de la Ciudad de México, pero ha estado plagada de problemas desde que comenzó a operar en 2012. En su punto más alejado, transporta a los viajeros desde el lado sur todavía semirrural de la capital a trabajos en toda la ciudad. Unos 220.000 pasajeros utilizan la Línea 12 todos los días.

Los primeros blancos de la ira del público ya estaban emergiendo, entre ellos la directora del metro, Florencia Serranía. Sheinbaum dijo que no había recibido ningún informe sobre problemas en la Línea 12 que sugirieran la posibilidad de una falla como la del lunes por la noche.

Serranía dijo el martes que la línea recibió una inspección diaria “muy rigurosa”. También se revisó en junio de 2020 después de un terremoto que fue fuerte pero que no causó daños significativos en la ciudad, dijo. Un informe de la ciudad en 2017 señaló daños significativos en una parte de la línea después de un terremoto de magnitud 7.1 ese año.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quien fue alcalde de la Ciudad de México de 2006 a 2012 cuando se construyó la línea, también estaba sintiendo el calor. Ampliamente visto como un posible sucesor del presidente Andrés Manuel López Obrador, Ebrard dijo que los responsables deben ser identificados y que él mismo se pondrá a disposición de las autoridades.

Si bien las conclusiones sobre lo que causó el accidente podrían llevar meses y la asignación de la culpa por más tiempo, las familias de muchas víctimas se enfrentaron a las necesidades inmediatas provocadas por la pérdida de sus principales sostén de familia.

Gisela Rioja también pasó la noche del lunes y el martes por la mañana recorriendo los hospitales de la ciudad en busca de información sobre su esposo, Miguel Ángel Espinosa Flores, de 42 años, quien trabajaba en una tienda departamental en un centro comercial a pocas paradas de donde ocurrió el accidente.

Rioja finalmente lo encontró el martes en una morgue en el distrito de Iztapalapa, Ciudad de México. Ella lo describió como un gran trabajador, responsable y feliz. Ella y sus dos hijos dependían de él.

“Quiero justicia para mi esposo porque una simple disculpa no lo traerá de regreso”, dijo. “Él era mi amor; él era todo para mí. Duele tanto, tanto, tanto por la forma en que terminó ".

Luisa Martínez se sentó afuera de las oficinas del gobierno de la ciudad en Iztapalapa el martes por la tarde esperando la liberación del cuerpo del esposo de su sobrina, Carlos Pineda, un dentista de 38 años. Pineda deja atrás a su esposa y a sus dos hijos de 7 y 13 años.

“Él era quien mantenía a la familia. Ahora se quedan sin ingresos ”, dijo Martínez. “Tienen que compensarnos ahora. No lo quiero en un año o dos años como todos los trámites burocráticos ”.