Listin Diario Logo
19 de junio 2021, actualizado a las 12:03 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales viernes, 30 de abril de 2021

EEUU: Depósito de residuos nucleares podría tener una fuga

  • EEUU: Depósito de residuos nucleares podría tener una fuga
AP
Washington

Un depósito subterráneo de residuos nucleares del estado de Washington que data de la Segunda Guerra Mundial parece estar filtrando líquido contaminado en el suelo, informó el jueves el Departamento de Energía de Estados Unidos.

Es el segundo depósito que se cree que tiene una fuga de residuos procedentes de la producción de plutonio para armas nucleares en la Reserva Nuclear de Hanford. El primero fue descubierto en 2013. Y se sospecha que muchos más de los 149 depósitos de almacenamiento de pared sencilla del complejo tienen fugas.

El depósito B-109, el último que se cree que tiene una fuga, contiene 465.000 litros (123.000 galones) de desechos radiactivos. El gigantesco depósito fue construido durante el Proyecto Manhattan y recibió residuos de las operaciones de Hanford entre 1946 y 1976.

El complejo de Hanford, cerca de Richland, en el sur del estado, produjo alrededor de dos terceras partes del plutonio utilizado para el arsenal nuclear de Estados Unidos, incluida la bomba lanzada sobre Nagasaki, Japón, y actualmente es el sitio de residuos radioactivos más contaminado de la nación.

Durante décadas, se ha llevado a cabo una limpieza medioambiental multimillonaria en el extenso complejo de Hanford.

El Departamento de Ecología del estado de Washington y la Agencia de Protección Ambiental federal fueron notificados el jueves sobre que era probable que el depósito tuviera una fuga.

“No hay un mayor riesgo para la salud o seguridad de los trabajadores de Hanford o del público”, aseguró Geoff Tyree, portavoz del Departamento de Energía. “La contaminación en esta zona no es algo nuevo y durante décadas se han llevado a cabo labores de mitigación para proteger a los empleados, al público y al medio ambiente”.

El depósito había sido vaciado previamente de líquidos bombeables, dejando una pequeña cantidad de residuos líquidos en su interior, señaló la dependencia. Añadió que los sistemas en la zona capturan y eliminan contaminantes que llegan al agua subterránea y con ello garantizan la protección del río Columbia.

La primera sospecha de una fuga en el depósito B-109 surgió en marzo de 2019, cuando parecía haber una ligera disminución en el nivel de sus residuos líquidos. Las revisiones mensuales mostraron que el nivel era estable, hasta que en julio de 2020 se detectó otra disminución y el Departamento de Energía abrió una investigación.