Listin Diario Logo
09 de mayo 2021, actualizado a las 07:54 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales viernes, 16 de abril de 2021

EEUU invertirá 1.700 millones de dólares para luchar contra las variantes de covid

El país ocupa el puesto 43 del mundo en cuanto a la capacidad de secuenciar los casos de coronavirus

  • EEUU invertirá 1.700 millones de dólares para luchar contra las variantes de covid

    Foto AFP

AFP
Washington, Estados Unidos

El gobierno del presidente Joe Biden anunció el viernes que gastará 1.700 millones de dólares para mejorar su capacidad de secuenciar el coronavirus en busca de cambios genéticos, ya que nuevas y potencialmente peligrosas variantes están a punto de dominar la pandemia.

La financiación procede de un paquete de ayuda de 1,9 billones de dólares aprobado el mes pasado y ayudará a Estados Unidos a ponerse al día en materia de vigilancia genómica, un área en la que se ha quedado muy atrás en relación con otros países avanzados.

"A principios de febrero, los laboratorios estadounidenses sólo secuenciaban unas 8.000 cepas de COVID-19 a la semana", decía un comunicado de la Casa Blanca, que añadía que, gracias a una inversión inicial de 200 millones de dólares, el ritmo era ahora de 29.000 muestras a la semana.

La nueva financiación incluye 1.000 millones de dólares para ampliar la capacidad federal y estatal de expandir la vigilancia genómica; 400 millones de dólares para crear seis centros de investigación de vanguardia; y 300 millones de dólares para construir un sistema nacional para compartir y analizar datos.

Según un análisis realizado por el Washington Post en diciembre, Estados Unidos ocupa el puesto 43 del mundo en cuanto a la capacidad de secuenciar los casos de coronavirus.

Este mes, la variante detectada por primera vez en el Reino Unido se convirtió en la versión más dominante del coronavirus.

También se teme el aumento de otras variantes, como las encontradas por primera vez en Sudáfrica y Brasil, que son más capaces de evadir los anticuerpos producidos en respuesta a la cepa original.

Los fabricantes de vacunas están probando actualmente refuerzos adaptados a las variantes, que podrían estar disponibles hacia finales de año.