Congreso de EEUU estudiar√° las reparaciones a descendientes de personas esclavizadas

AFP Forum
Estados Unidos

Los congresistas estadounidenses considerarán el próximo miércoles un proyecto de ley para estudiar el pago de reparaciones a los descendientes de personas esclavizadas, lo que podría abrir la puerta a una posible votación sobre un tema que ha cobrado fuerza en los últimos años.

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes celebrará el 14 de abril la primera revisión de un proyecto de ley que crea una comisión para estudiar y desarrollar propuestas de reparación para la población negra.

El anuncio del viernes se produce durante el juicio por asesinato del expolicía de Minneapolis Derek Chauvin, acusado de matar a George Floyd, un hombre negro cuya muerte desencadenó protestas en todo el país que pusieron de manifiesto la injusticia racial.

El proyecto de ley se presentó por primera vez hace más de 30 años, pero nunca avanzó. Aborda el periodo de esclavitud y discriminación en Estados Unidos desde 1619 hasta la actualidad, y propondrá soluciones que incluyen reparaciones económicas.

Los estadounidenses siguen viviendo con desigualdades raciales en el acceso a la educación, la atención sanitaria, la vivienda, el empleo y otras disposiciones sociales atribuibles al dañino legado de la esclavitud y la discriminación racial patrocinada por el gobierno, añadió. 

El presidente Joe Biden ha abordado en repetidas ocasiones la necesidad de acabar con el racismo sistémico, y la Casa Blanca ha expresado su apoyo a la comisión.

Su intención no es dividir, dijeron los legisladores, sino continuar los esfuerzos ya iniciados en algunos estados y ciudades durante los últimos años.

La diputada demócrata Sheila Jackson Lee, impulsora del proyecto de ley, dijo que con la aprobación de la HR 40 el Congreso podría "iniciar un movimiento hacia el ajuste de cuentas nacional que necesitamos para superar las divisiones raciales".

El mes pasado, los legisladores locales de Evanston, una pequeña ciudad a las afueras de Chicago, votaron a favor de conceder fondos a los residentes negros como forma de reparación por la discriminación en materia de vivienda, convirtiéndose así en la primera ciudad de Estados Unidos en tomar esta medida.