El Vaticano condena al expresidente de su banco y a dos socios por malversar

Deberán pagar una multa de 12.500 euros

  • Foto de archivo.

EFE
Ciudad del Vaticano, Vaticano

El Vaticano condenó hoy al expresidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), el banco de la Santa Sede, Angelo Caloia, y a su abogado, Gabriele Liuzzo, acusados de apropiación indebida y blanqueo de capitales.

El presidente del tribunal, el juez Giuseppe Pignatone, sentenció este jueves a 8 años y 11 meses de prisión para ambos por los mencionados delitos, a causa de la venta ilícita de una parte del patrimonio del banco de la Santa Sede.

Además deberán pagar una multa de 12.500 euros.

El hijo del letrado, Lamberto Liuzzo, ha sido también condenado a 5 años y dos meses y a una multa de 8.000 euros.

Los tres acusados han sido inhabilitados para ejercicio de cargo público en el Estado pontificio y se deberá indemnizar al IOR y a la sociedad inmobiliaria SGIR con unos 23 millones de euros.

El juicio comenzó en mayo de 2018, cuatro años después de que las autoridades vaticanas recibieran una denuncia del propio IOR.

La entidad aseguraba que los acusados habían incurrido en los mencionados delitos entre 2001 y 2008 con la cesión de "una parte considerable del patrimonio inmobiliario del IOR, con unas pérdidas patrimoniales superiores a los 50 millones de euros".

Caloia, de 78 años, fue presidente del IOR entre 1989 y 2009, mientras que Liuzzo, de 93, no tenía ningún cargo en la entidad.