Listin Diario Logo
25 de febrero 2021, actualizado a las 08:25 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales miércoles, 20 de enero de 2021

Brasil podrá entregar la producción local de la vacuna de Oxford hasta marzo

  • Brasil podrá entregar la producción local de la vacuna de Oxford hasta marzo
EFE
Sao Paulo

S- ao Paulo, 19 ene (EFE).La estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), responsable de la fabricación en Brasil de la vacuna anticovid desarrollada por AstraZeneca y Oxford, informó este martes que espera entregar las primeras dosis producidas localmente hasta marzo debido al retraso en el envío de las materias primas.

Fiocruz tenía previsto liberar el primer lote de dosis del antídoto producidas en Brasil entre el 8 y 12 de febrero, pero explicó que el cronograma de producción será "impactado" debido al retraso en el envío, desde China, de los insumos necesarios para su fabricación.

La institución calcula que las materias primas deben llegar a Brasil el próximo 23 de enero, aunque la remesa sigue pendiente de confirmación, por lo que "el cronograma de producción será detallado en cuanto la fecha de llegada del insumo esté confirmada".

Pese al retraso para el inicio de la producción en el país y los "ajustes" en el calendario, Fiocruz, el mayor centro de investigación médica de Latinoamérica, aseguró su compromiso de entregar 50 millones de dosis del antígeno en los próximos meses.

"Aunque sean necesarios ajustes en el inicio del cronograma de producción inicialmente pactado, Fiocruz sigue con el compromiso de entregar 50 millones de dosis hasta abril de este año", señaló la entidad en una nota.

Asimismo, prevé entregar más 100,4 millones de dosis hasta julio, mientras que otras 110 millones deberán ser fabricadas y distribuidas a lo largo del segundo semestre de 2021.

En total, Brasil acordó la compra de más de 100 millones de dosis de la vacuna de Oxford y obtuvo la licencia para producir el antídoto en el país gracias a un acuerdo de transferencia de tecnología a Fiocruz.

Además de los insumos, el país igualmente aguarda el envío de dos millones de dosis de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford desde el Instituto Serum indio, uno de los fabricantes de la fórmula, cuyas negociaciones diplomáticas siguen en marcha tras varias operaciones sin éxito para recogerlas.

Brasil, con una población de 212 millones de habitantes, arrancó esta semana su campaña de nacional de vacunación, pese a que, ante la ausencia de las vacunas de Oxford, dispone tan solo de seis millones de dosis del antídoto Coronavac, desarrollado por el laboratorio chino Sinovac en conjunto con el Instituto Butantan de Sao Paulo.

ESCASEZ DE INSUMOS AMENAZA LA CONTINUIDAD DE LA VACUNACIÓN

Sin embargo, así como sucede con el inmunizante de Oxford, la escasez de los ingredientes activos claves para la fabricación local de la vacuna igualmente amenaza con retrasar e incluso paralizar la producción de la Coronavac en Brasil.

Este martes, el presidente del Instituto Butantan, Dimas Covas, responsable de la fabricación en el país del antígeno, alertó sobre la falta de materias primas e instó al presidente Jair Bolsonaro a intermediar con China para garantizar la importación de las mismas.

Covas pidió a Bolsonaro que su Ministerio de Relaciones Exteriores inicie un diálogo con China para el suministro de las materias primas y alertó que su falta podría poner en riesgo la producción de vacunas en el país, días después del inicio de la inmunización.

"Si la vacuna es de Brasil, que nuestro presidente tenga dignidad de defenderla y de solicitar, inclusive, apoyo, para su Ministerio de Relaciones Exteriores en la conversación con el Gobierno de China. Es lo que esperamos", declaró Covas.

El gigante asiático es el principal socio comercial de Brasil, pero el Gobierno brasileño ha enfriado sus relaciones con Pekín tras el acercamiento de Bolsonaro con Estados Unidos durante la gestión del presidente saliente Donald Trump.

A ello contribuyó también las polémicas declaraciones de un antiguo ministro de Bolsonaro y de uno de sus hijos, el diputado Eduardo Bolsonaro, quien en marzo de 2020 acusó a China de haber generado la actual crisis por la propagación del coronavirus.

Las declaraciones del diputado, que ha oficiado como consejero del gobernante en asuntos internacionales y llegó a ser propuesto como embajador de Brasil en Washington, fueron repudiadas entonces por la Embajada de China en Brasil.

Con 211.491 muertos y más de 8,5 millones de infectados por el coronavirus, Brasil es uno de los países más castigados por la pandemia en el mundo, al lado de Estados Unidos y la India.