Listin Diario Logo
28 de noviembre 2021, actualizado a las 01:09 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales martes, 10 de noviembre de 2020

Arce es criticado por base del MAS

  • Arce es criticado por base del MAS

    Evo Morales saluda a seguidores en Villazon, Bolivia, luego de cruzar la frontera con Argentina, antier. AP

AP
La Paz

 El presidente Luis Arce excluyó a figuras de su partido y optó por un ga­binete político, con tec­nócratas en áreas técni­cas y lideres sociales pero no pudo contentar a las bases de su partido, que presionan por cuotas.

Ni bien juramentó a sus 16 ministros, mili­tantes del oficialista Mo­vimiento al Socialismo (MAS) que esperaron por horas frente a la casa de gobierno, manifestaban su malestar al grito: “¡El Alto se respeta!”.

Ciudad vecina de La Paz, El Alto es la plaza fuerte del MAS y sus diri­gentes habían reclamado seis carteras. “No vamos a permitir a paracaidistas (arribistas), no estamos de acuerdo con este ga­binete”, dijo un dirigente a voz en cuello que no se identificó.

No obstante, Arce ex­cluyó a quienes trabaja­ron con el expresidente Evo Morales a pedido de su partido, que demandó “renovación”. El actual presidente fue ministro por 12 años de Morales, quien regresó a Bolivia el lunes tras un año de vivir en el exilio desde su precipita­da renuncia.

No diplomático

El heredero político de Mo­rales confío la cancillería a un abogado sin carrera di­plomática ligado a la defen­sa de los derechos huma­nos y activista del MAS. En la cartera de Economía pu­so a un tecnócrata y profesor universitario y en Salud a un cardiólogo sin militancia. La mayorías de los 16 ministe­rios serán ocupados por po­líticos que colaboraron con el gobierno de Morales des­de una segunda línea.

SEPA MÁS

Reconciliación.

Luis Arce tiene el desa­fío de reconciliar a los bolivianos tras un año de fuerte polarización política tras el estallido social que dejo 36 muer­tos en 2019, lo que pre­cipitó la renuncia de Evo Morales después de unas elecciones denun­ciadas como fraudulen­tas.