América Latina supera a EE.UU. y Canadá en muertes por la COVID-19

EFE
Redacción Internacional

América Latina y el Caribe llegaron este lunes al segundo lugar mundial en cuanto a fallecimientos por la COVID-19, al superar a EE.UU y Canadá y rozar los 145,000 fallecidos, con cinco de sus países en la lista de los veinte primeros con más muertes a nivel global por el patógeno.

La región suma hasta el momento 144,985 decesos, según los datos de la Universidad Johns Hopkins, y solo la supera Europa, que tiene en sus cuentas 203,584, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En conjunto, Latinoamérica ya supera en este apartado a Estados Unidos y Canadá juntos, naciones en las que han fallecido 144,256 personas. En territorio estadounidense, la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 ha matado ya a 135,425 de sus ciudadanos, mientras que en el canadiense el saldo es, hasta el momento, de 8,831.

En cuanto a los casos, desde el Río Grande hasta la Patagonia ya se han registrado 3.373.300, relegando a una Europa que en la mayoría de los países ya pasó por los peores episodios de la pandemia y que enumera hasta la fecha 2,925,686. Estados Unidos registra 3,346,246 infecciones, mientras que 109,682 canadienses se han contagiado con el causante de la COVID-19.

ERRORES DE MUCHOS GOBIERNOS

Este crecimiento exponencial en términos de contagios y fallecimientos por coronavirus en la región, actual epicentro de la pandemia, se debe en gran parte a errores de muchos Gobiernos, según lo advirtió este mismo lunes la OMS.

Su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que "el virus sigue siendo el enemigo público número uno, pero las acciones de muchos Gobiernos y ciudadanos no lo reflejan", sin apuntar a gobierno alguno en específico, pero señalando a las aperturas económicas y sociales que se están dando en América.

"Demasiados países están yendo en la dirección equivocada (...) si no se siguen las normas básicas, la única dirección en la que va esta pandemia es a peor", sentenció el responsable máximo de la OMS.

EE.UU. SE ABRE Y EL CORONAVIRUS AUMENTA

No se vio la dirección del dedo acusador de Tedros Adhanom Ghebreyesus, pero de forma velada se refirió a Estados Unidos, donde en algunos estados las cifras no dejan de crecer y marcan récords diariamente como en Florida, donde hoy se registraron 12,624 nuevos casos.

Desde el 1 de marzo hasta la fecha ha habido 282.435 contagios y 4.277 muertes en el "Estado del Sol", mientras que muchos ya aseguran que será el foco principal de casos y muertes en el país.

"Miami es ahora el epicentro del virus. Lo que vimos en Wuhan (China) lo estamos viendo ahora aquí", dijo la especialista en enfermedades contagiosas Lilian M. Abbo, del Sistema de Salud de la Universidad de Miami, en una videoconferencia junto al alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez.

Este panorama "apocalíptico" contrasta con la apertura económica promovida por el Gobierno estatal del republicano Ron DeSantis, en el marco de la cual se han abierto playas, centros comerciales, complejos turísticos y hasta los tradicionales parques de Disney, cerrados durante más de cuatro meses por los efectos de la pandemia.

Magic Kingdom y Animal Kingdom se abrieron el sábado para el público en general con muy estrictas medidas de seguridad, mientras que EPCOT y Disney Hollywood Studio harán lo propio el próximo 15 de julio siguiendo "una estrategia por fases".

UN TELEGRAMA DESDE EL KREMLIN

Jair Bolsonaro, quien preside un Brasil con más de 1,800,000 casos -él mismo uno de ellos- y 72,833 muertes por la COVID-19, recibió este lunes un telegrama desde El Kremlin con la firma de su homólogo ruso, Vladimir Putin, en el que le desea "una rápida recuperación".

"Me gustaría expresarle palabras sinceras de apoyo y mis deseos de una rápida y completa recuperación. Estoy seguro de que su vitalidad y fortaleza le ayudarán a vencer la peligrosa enfermedad", escribió Putin en un telegrama publicado en la página web de la presidencia rusa.

Bolsonaro sigue despachando en aislamiento en el Palacio de la Alvorada en Brasilia mientras su país vive la compleja decisión de reabrir la economía mientras la pandemia sigue causando estragos.

Este lunes, la ciudad de Sao Paulo, la más castigada por el patógeno, ha dado un paso más en el proceso de desescalada con la reapertura de sus parques y gimnasios.

Tras varios meses como principal foco de la pandemia en Brasil, el gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria, anunció que la mortalidad por la COVID-19 disminuyó por tercera semana consecutiva, llegando a registrar un 4,8 % de tasa de letalidad.

CÁRCELES BOLIVIANAS EN EMERGENCIA

En Bolivia, unos 40 reos han fallecido y 159 están contagiados con la COVID-19 en una población carcelaria que supera las 18,000 personas en todo el país.

"Tenemos 159 internos que han dado positivo, 118 sospechosos, 74 dados de alta, 17 internaciones (en centros hospitalarios) y un total de 40 fallecidos en todo el sistema penitenciario", detalló el viceministro interino de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, citado en un comunicado del Ministerio de Gobierno.

Ante la presencia de la enfermedad en las cárceles del país suramericano, se dispuso que los servicios regionales de salud envíen brigadas médicas para identificar a más reclusos con síntomas o que padezcan la COVID-19, según indicó Santamaría.

Conforme a lo dicho por el funcionario, los centros carcelarios son fumigados a diario y en cada uno han sido habilitados espacios específicos para el aislamiento de casos sospechosos y positivos de la enfermedad.

En Bolivia, país donde hasta este lunes se habían contado 48,187 contagios y 1,807 muertes por el coronavirus, existen 48 cárceles y carceletas donde se tiene una población de más de 18,000 reos.