CORONAVIRUS

Instan a usar alternativas a transporte público en Sídney por COVID-19

EFE
Australia

Las autoridades australianas instaron este lunes a los residentes de la ciudad de Sídney, la más poblada del país, a utilizar alternativas al transporte público a medida que las actividades comienzan a normalizarse tras la pandemia de la COVID-19.

En el estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney, la capacidad del transporte público se ha reducido en un 75 por ciento a raíz de las restricciones de distancia física que se han impuesto por la pandemia.

La Policía vigila que se cumplan las restricciones que limitan el número de pasajeros a 12 en autobuses, 32 en un vagón de tren y 245 en un transbordador.

"Dadas las restricciones en la hora punta y el hecho de que estamos ejerciendo la distancia física, quiero que la gente considere otras maneras de ir al trabajo", dijo hoy la jefa del gobierno de Nueva Gales del Sur, Gladys Berijiklian, al recalcar que las autoridades quieren evitar el contagio en el transporte público.

Los funcionarios analizan la posibilidad de crear estacionamientos temporales para vehículos en el centro de la ciudad y en otros lugares en los que se concentran los trabajadores, así como la habilitación de diez kilómetros de carriles para ciclistas alrededor de la ciudad.

La red de transporte público en Nueva Gales del Sur normalmente desplaza a 2,2 millones de personas diariamente, pero la capacidad se ha reducido a alrededor de medio millón de personas.

Este estado australiano registra casi la mitad de casos de coronavirus de los más de 7,000 que se han confirmado en toda Australia, y 48 de las 99 muertes por COVID-19.

Australia ha comenzado progresivamente un plan de tres fases, cuya velocidad de implementación depende de cada estado y territorio del país, con miras a normalizar todas las actividades económicas para julio.