Listin Diario Logo
01 de abril 2020, actualizado a las 12:15 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales jueves, 19 de diciembre de 2019

PANAMÁ CÁRCELES

Una matanza desnuda el tráfico de armas en las cárceles de Panamá

  • Una matanza desnuda el tráfico de armas en las cárceles de Panamá
EFE
Panamá

La matanza de al menos 15 reclusos en un tiroteo deja al desnudo el tráfico de armas en las cárceles de Panamá, un problema de vieja data que plantea al Gobierno de Laurentino Cortizo el reto de sanear e introducir cambios en el sistema penitenciario, dijeron este miércoles analistas a Efe.

El hecho tuvo como escenario La Joyita, un penal de máxima seguridad situado en la periferia este de la capital panameña, donde el martes se dio un tiroteo entre reclusos del pabellón 14, todos supuestos miembros la pandilla "Bagdad", una de las más poderosas del país y vinculada al narcotráfico y el sicariato.

En la reyerta hubo armas de grueso calibre: tres fusiles AK-47, tres pistolas "Glock" (semiautomática), una pistola 380, un revólver calibre 38 y una pistola 9 milímetros, según datos oficiales.

LOS DEDOS APUNTAN A LA POLICÍA NACIONAL

El origen de estas armas y la forma en que se facilita su entrada a las cárceles plantea un problema que deja ver fisuras en materia de seguridad no solo en este caso, sino en otros que se han dado en años recientes, de lo cual algunos sectores señalan a la policía como responsable.

Ebrahim Asvat, analista y exdirector de la Policía Nacional (PN), plasmó la interrogante de "cómo es posible que en una cárcel los reos posean armas y municiones para un enfrentamiento".

"El primer anillo de seguridad de las cárceles está bajo control de la Policía Nacional" afirmó Asvat, que denunció el "contubernio entre oficiales de la Policía Nacional y los gobiernos de turno" para "garantizarles" a los uniformados "prebendas" sin tomar en cuenta su capacidad para el cargo, dejando así a un lado la "seguridad al país".

Carlos Herrera Morán, secretario de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio Nacional de Abogados, dijo a los periodistas que "la Policía Nacional es la responsable del negocio criminal de las armas en la cárceles".

UNA OPORTUNIDAD PARA RESOLVER UN PROBLEMA DE VIEJA DATA

El sociólogo y experto criminólogo panameño Fernando Murray, dijo este miércoles a Efe que el ingreso de armas a los penales "es algo de vieja data, que se va incrementando con los niveles de corrupción a nivel de los estamentos de seguridad".

"Esto que ha sucedido es el detonante de situaciones que ya se habían estado dando en años anteriores", afirmó Murray, aunque resaltó que antes en las requisas se hallaban armas punzocortantes, pero no de grueso calibre como en estos últimos años.

Murray indicó que las cárceles tienen desde hace mucho tiempo un problema de falta de procedimiento científico. Una ley de 2003 establecía una clasificación de la población penitenciaria por edad, delito, condición de reincidencia, pero no se ha llevado a la práctica, explicó.

Así, los reos "se ubican por afinidad, cercanía o relación con grupos delictivos o pandillas", lo que ha generado una "clasificación perversa y criminal, no criminológica ni científica", y creado "formas de generar dinero y jerarquías de poder con las cuales vienen el dinero, las drogas y las armas" a lo interno de las cárceles.

Para el sociólogo y criminólogo con 35 años de experiencia como docente, la carnicería de La Joyita se presenta como una buena oportunidad para que el presidente Cortizo haga cambios y mejoras en el sistema penitenciario.

CORTIZO PROMETE MEDIDAS DURAS

El mandatario panameño prometió este miércoles poner un alto al "relajo" en las cárceles tras calificar de "inaceptable" lo ocurrido en La Joyita, y pidió que se denuncie formalmente si hay oficiales de la Policía involucrados en asuntos como el tráfico de armas.

"Vamos a tomar las decisiones y los que no cumplieron con su deber que se atengan a las consecuencias (...) pueden estar seguros que tomaremos medidas duras para que no vuelva a pasar" una matanza como la del martes, afirmó Cortizo tras una reunión del Consejo de Ministros.

Este mismo miércoles fueron suspendidos de sus cargos Walter Hernández, director del Sistema Penitenciario; Luis Gordón, subdirector del Sistema Penitenciario y de José Melamed, comisionado jefe de Seguridad Externa del Complejo La Joya.

Ya están bajo investigación Ismael Arguelles, subcomisionado jefe de la Seguridad Externa de La Joyita y Rigoberto Pérez, cabo primero de turno en el Pabellón 14, que no forma parte de las 175 requisados realizadas a nivel nacional este año.

Las autoridades explicaron que ese pabellón de La Joyita no fue incluido en la lista a requisar porque lo ocupan miembros de una sola pandilla, sin iderntificarla.

Cortizo dio dos semanas al Ministerio de Gobierno, a cargo de los penales, y al Ministerio de Seguridad, para presentar un informe pormenorizado sobre las investigaciones de lo sucedido.

El gobernante adelantó que analiza un proyecto de ley para traspasar el tema penitenciario al Ministerio de Seguridad, además de reclutar y formar nuevos custodios con pruebas rígidas de capacidad y disposición.