Listin Diario Logo
06 de diciembre 2019, actualizado a las 02:56 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales domingo, 17 de noviembre de 2019

Irak: cuando internet es como un mal funcionario del Estado

  • Irak: cuando internet es como un mal funcionario del Estado
Shaalan al Yaburi/EFE
Bagdad

Un mes y medio después del estallido de las protestas, la estrategia del Gobierno iraquí de interrumpir el normal funcionamiento de internet para luchar contra los manifestantes ha hecho de navegar una odisea que atormenta a usuarios y castiga la actividad económica y comercial.

"Internet se ha convertido en un empleado del gobierno que trabaja desde las 7 de la mañana y termina a las 3 de la tarde", indicó a Efe Ahmed Samir, un graduado desempleado de 28 años de la Universidad de Bagdad.

"Pero es un empleado perezoso y flojo a la hora de cumplir su deber", añadió sarcásticamente.

El Gobierno ha hecho de internet uno de sus campos de batalla contra los manifestantes interrumpiendo su funcionamiento en base a criterios de seguridad, pero mantiene empresas paralizadas, impide inversiones y hasta reservar un billete de avión son poco menos que imposible.

Durante los primeros diez días de las protestas que comenzaron el 1 de octubre, el corte fue en casi su totalidad, según la plataforma NetBlocks, que revisa la conectividad de los usuarios y revisa la censura en internet.

Después la conexión ha funcionado con interrupciones pero algunas páginas y redes sociales como Facebook permanecen bloqueadas.

NetBlocks ha documentado que la conectividad se ha situado en torno al 30 % en Irak en los pasados días, coincidiendo con enfrentamientos en las calles y la represión de las protestas, sobre todo en Bagdad

El primer ministro, Adel Abdelmahdi, defendió el bloqueo del acceso a internet alegando que "se utiliza para promover la violencia y el odio, la conspiración contra la nación y para entorpecer la vida pública".

Hasta el momento la represión de las fuerzas de seguridad ha causado alrededor de 300 muertos y miles de heridos.

El profesor de Economía de la Universidad Iraquí Mohamed al Yaburi afirma a Efe que la decisión del gobierno está produciendo pérdidas significativas en la economía que "llegaron durante los primeros diez días de octubre a un total de 350 millones a 400 millones de dólares”.

"Internet es la columna vertebral de la vida en el mundo e Irak forma parte de este mundo por lo que cortarlo significa la suspensión de muchas actividades comerciales y económicas, lo que a su vez conducirá al estancamiento económico”, subraya Al Yaburi.

Los cortes afectan a muchos sectores pero los más castigados, según Al Yaburi, son las entidades bancarias, las empresas de turismo, los servicios de aerolíneas que dependen de las reservas electrónicas, la bolsa, las empresas de importación y exportación además de muchos otros sectores que dependen principalmente del Internet.

Además, continúa el experto, cortar internet en Irak traslada imagen de inestabilidad a las empresas extranjeras, espantando las posibles inversiones para un país de ellos que tiene pendiente la reconstrucción tras años de guerra que han afectado todos los servicios.

Para Walid Abdul Razzaq, propietario de una empresa en Bagdad, cortar internet o conectarlo durante un período limitado es una decisión mal evaluada que provoca pérdidas significativas a muchas empresas, porque es el principal medio de comunicación para hacer negocios.

"Llevo dos semanas intentando recibir archivos de Malasia para completar la compraventa de muebles por unos 200,000 dólares, pero debido al mal servicio no puedo descargar estos archivos, así que perdí dos semanas, y como sabes el tiempo es dinero", explicó.

"Mi trabajo está estancado, lo que significa que estoy perdiendo dinero todos los días, no sé cuándo mejorará el servicio para poder trabajar normalmente", añadió.

Abdul Razzaq explicó que muchos de sus colegas han debido suspender sus operaciones, especialmente las relacionadas con el exterior.

"¿Quién compensará nuestras pérdidas? ¿Pensó el gobierno en nosotros cuando tomó esa decisión?”, preguntó retóricamente respondiendo a continuación: “ciertamente no pensó en nosotros, los funcionarios piensan solo en sus intereses y sus posiciones".

Otro de los afectados es Ammar Ibrahim, dueño de un locutorio en Bagdad y que ha constatado cómo la desconexión está causando "la suspensión de la actividad de muchas compañías, como los taxis que dependen de internet”.

Días atrás la oficina de la ONU en Irak emitió una lista de exigencias a las autoridades para garantizar el derecho a las protestas y el respeto de los derechos humanos.

"Ninguna de ellas incluía el restablecimiento del acceso a internet. No vemos cómo el cumplimiento de las estipulaciones en materia de seguridad y derechos humanos, o seguridad energética pueden ser verificados de forma efectiva en una nación que permanece bajo un apagón", indicó NetBlocks en Twitter.