Listin Diario Logo
15 de septiembre 2019, actualizado a las 11:26 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales jueves, 15 de agosto de 2019

Donald Trump

Trump, convencido de que si Xi Jinping se reúne con los manifestantes de Hong Kong habrá "final feliz"

  • Trump, convencido de que si Xi Jinping se reúne con los manifestantes de Hong Kong habrá "final feliz"

    Donald Trump, AFP

Europa Press
Madrid, España

El presidente estadounidense, Donald Trump, se ha mostrado convencido este jueves de que si su homólogo chino, Xi Jinping, mantiene un encuentro cara a cara con los participantes en las protestas en Hong Kong la crisis en la antigua colonia británica tendrá un "final feliz".

"Si el presidente Xi se reuniera directamente y en persona con los manifestantes, habría un final feliz y sabio al problema de Hong Kong", ha sostenido Trump en un mensaje publicado en su Twitter. "No tengo ninguna duda", ha agregado.

Para sustentar su afirmación, el mandatario se ha referido a un mensaje previo publicado el miércoles, en el que abordaba las protestas en Hong Kong. "Conozco al presidente Xi muy bien. Es un gran líder que tiene el respeto de su pueblo. También es un buen hombre en un 'trabajo duro'", afirmó.

En este sentido, Trump opinó que sin lugar a dudas el mandatario chino "quiere resolver de forma rápida y humana el problema de Hong Kong" y aseguró que "puede hacerlo". Al mismo tiempo, el presidente vinculó el eventual acuerdo comercial con China a solución de la crisis "de forma humana".

Horas antes, el Departamento de Estado había expresado su "profunda preocupación" por las informaciones sobre el movimiento de fuerzas paramilitares chinas en la frontera de Hong Kong. Trump ha recibido críticas por no haber adoptado una posición más firme respecto a lo que está ocurriendo en la antigua colonia y la respuesta de Pekín.

Hong Kong vive estos días su peor crisis política reciente y el mayor desafío a Pekín desde que el presidente, Xi Jinping, llegó al poder hace siete años. La chispa que encendió la mecha fue una polémica ley de extradición que el Gobierno hongkonés se ha visto obligado a paralizar de momento.