Listin Diario Logo
23 de julio 2019, actualizado a las 07:53 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales domingo, 23 de junio de 2019

CRISIS

Los iraníes sienten miedo e impotencia ante las tensiones con Washington

  • Los iraníes sienten miedo e impotencia ante las tensiones con Washington
AFP
Teherán, Irán

En el centro de Teherán, los iraníes intentaban ayer sábado seguir con su día a día, pese a temer una guerra entre Irán y Estados Unidos, y su frustración ante una situación económica cada vez más difícil.

En la calle Karim Khan, los camiones descargan como cada día grandes paquetes de hojas blancas y cajas de cartuchos de tinta, destinados a las tiendas de impresoras.

En medio de un calor sofocante, clientes y comerciantes negocian los precios de las máquinas, como si no planeara el temor a una guerra entre Teherán y Washington.

Pero, en realidad, el miedo a ese conflicto está bien anclado en sus mentes, asegura Mehrad Farzanegan, dueño de una tienda.

"Es la gente, la clase media, los que están bajo presión. Dígannos solo si habrá una guerra", comenta. "No sabemos lo que va a pasar. La situación económica se deteriora cada día, las sanciones se endurecen y nuestro nivel de vida lo padece cada vez más. Todo esto es porque las tensiones empeoran entre los dos gobiernos", dice.

El viernes, el presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró haber cancelado en el último minuto ataques contra Irán como represalia por haber abatido un dron.

En otra declaración incendiaria, Trump aseguró que no deseaba la guerra con Irán, pero que si llegaba a ocurrir provocaría "una destrucción como nunca antes se ha visto". 

Teherán dijo por su parte que "disparar una bala contra Irán prenderá fuego a intereses estadounidenses y de sus aliados" en la región.

 "Un loco"

Unos cruces verbales que desconciertan a los habitantes de la capital iraní.

"La situación es muy volátil y hay riesgos de que estalle una guerra. Esto ya ha tenido un impacto en nuestras vidas", cuenta Shahram Babayi, de 38 años.

"Estábamos cenando y un avión voló a muy baja altitud. No era un avión militar pero todo el mundo entró en pánico", explica este informático.

La relaciones entre los dos países nunca han sido tan tensas desde la retirada en mayo de 2018 de Estados Unidos del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní, seguida del restablecimiento de sanciones de Washington contra Irán.

Para Mohamed Puya, de 29 años, Trump da una de cal y otra de arena. "Actúa como un loco, de forma imprevisible", afirma. "Es más un 'showman' que un hombre político".

Psicólogo de formación, considera sin embargo que Estados Unidos no se arriesgaría a provocar un conflicto abierto con Irán. El país está todavía asimilando el "trauma de la guerra en Irak" y su gobierno no puede permitirse imponer otro nuevo, esta vez con Irán, asegura.

 "Pase lo que pase"

Las tensiones entre Teherán y Washington no solo desestabilizan a los iraníes, también a su economía, ya muy perjudicada.

Para Shahram Babayi, la situación hace que algunas decisiones sean muy difíciles de tomar, como comprarse una casa, debido a una espiral inflacionista alimentada, entre otras cosas, por la escalada de tensión entre los dos países.

Cuando por fin pudo comprarse su futura vivienda, Babayi supo que Donald Trump acabada de anular los ataques contra Teherán.

Comprar una casa en este contexto "no era seguramente la mejor idea", cuenta.

Para Alireza, primo de Mehrad Farzanegan, no conviene un enfrentamiento militar con Estados Unidos.

"La guerra no es una solución, ahora ya no", afirma este hombre de 26 años que repara ordenadores.

Pero si la guerra estalla, "la entrega a nuestra patria hará mantenernos a su lado, pase lo que pase".