Listin Diario Logo
13 de junio 2019, actualizado a las 07:41 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales jueves, 13 de junio de 2019

A DISTANCIA

Sergio Moro, el juez que decidió la suerte de Lula da Silva

  • Sergio Moro, el juez que decidió la suerte de Lula da Silva
Adolfo Valenzuela
adolfo.valenzuela@listindiario.com

El juez brasileño Sergio Moro alcanzó la fama de “héroe” nacional e internacional cuando se convirtió en “el verdugo” de todos los políticos que participaron, directa o indirectamente, en la operación conocida como “Lava Jato” (o lavadero de autos).

Tal fue la influencia del juez que el recién juramentado presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, decidió seleccionarlo como su ministro de Justicia, cargo que ostenta desde finales del año pasado.

Su presa más preciada fue el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, acusándolo de corrupción por supuestamente haber recibido un apartamento de lujo por parte de la compañía constructura Odebrecht.

Logró, en momentos en que Lula da Silva era considerado el candidato apropiado del Partido de los Trabajadores, luego de la destitución forzada de la actual exmandataria Dilma Rousseff, que la Justicia  maniobrara utilizando una ley electoral que lo desplazó de la nominación e ingresara en prisión. Las encuestas preelectorales le daban como el favorito para ganar los comicios.

En la actualidad, el reo cumple su condena, pero siempre aparece un “Julian Assange”, en este caso de nombre “The Intercept Brasil”, un medio dirigido por Glenn Greenwald, quien recibió las revelaciones del exanalista de la CIA, Edward Snowden, sobre los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en el 2013, según informes de EFE.

Los teléfonos de Moro y de algunos fiscales fueron intervenidos y las conversaciones, hechas antes del juicio contra Lula Da Silva, salieron a la luz pública.

 Ya la Policía Federal ordenó abrir cuatro investigaciones sobre los hechos y Moro se defiende asegurando que irá al Senado brasileño para aclarar los detalles sobre las conversaciones.

La palabra de moda es colusión. Sabido es que los jueces no deben conversar con los fiscales antes de un juicio futuro porque, por lo menos en Brasil, eso es ilegal.


Más en Las Mundiales