Listin Diario Logo
22 de agosto 2019, actualizado a las 02:06 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales viernes, 10 de mayo de 2019

Vaticano

Papa: Denunciar los abusos sexuales será una obligación

  • Papa: Denunciar los abusos sexuales será una obligación

    El papa Francisco mantiene un encuentro con representantes de las etnias roma y sintis, ayer en la sala Regia del Vaticano. EFE

EFE
Ciudad del Vaticano

Las medidas concretas prometidas por el papa Francisco ante los casos de abusos llegaron ayer con un importante documento en el que se obliga a todos los miembros de la Iglesia a denunciar cualquier caso de abusos sexuales y también el encubrimiento por parte de los obispos.

Sistema accesible
Esta es la medida principal del “motu proprio” (documento papal) de Francisco llamado “Vos estis lux mundi” (Vosotros sois la luz del mundo) y publicado ayer  jueves, que también exige a todas las diócesis del mundo la creación antes de junio de 2020 de un sistema accesible a cualquiera que quiera realizar una denuncia.

El tercer punto de este documento establece que por primera vez se da total protección y asistencia a los denunciantes y a las víctimas.

“No hay delitos ni penas nuevas, lo que se busca garantizar es la recogida de noticias de datos, la gestión de denuncias y la fidedigna transmisión de las denuncias”, explicó a Efe el secretario del Pontifico Consejo para los Textos Legislativos, el español Juan Ignacio Arrieta Ochoa.

Arrieta Ochoa subraya que una de las principales novedades es la obligación de denuncia, que antes era una cuestión moral, de conciencia, “pero ahora está establecido legalmente”.

Asimismo será obligatorio el establecimiento de oficinas, portales de internet y líneas telefónicas para que se puedan recibir las denuncias. Las diócesis tienen hasta junio de 2020 para ponerse al día.

Y se aplicará, como reza el artículo 1, para todos los delitos en los que “se obligue a alguien, con violencia o amenaza o mediante abuso de autoridad, a realizar o sufrir actos sexuales; realizar actos sexuales con un menor o con una persona vulnerable; producir, exhibir, poseer o distribuir, incluso por vía telemática, material pornográfico infantil”.

También incluye cualquier caso de violencia contra las religiosas por parte de clérigos, así como el caso de acoso a seminaristas o novicios.

Pero también para los delitos de encubrimiento, de los que en el pasado han sido acusado numerosos obispos.