Diario venezolano El Nacional deja de circular en un escenario de "asfixia"

EFE
Caracas

El diario venezolano El Nacional, el último de circulación nacional impresa en Venezuela crítico con el Gobierno de Nicolás Maduro, circuló ayer por última vez a causa de falta de papel y en medio de un escenario que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) ha calificado de "asfixia".

Es "un cierre que no ocurre de manera aislada, un cierre producto de una asfixia, producto de un desprecio hacia el pensamiento crítico y hacia el pensamiento distinto", dijo en rueda de prensa el secretario general del SNTP, Marco Ruiz, desde la sede del periódico en Caracas.

"Es un hecho que deja en evidencia el carácter autoritario y dictatorial del Gobierno, que no resiste la crítica porque no tiene respuesta para las necesidades de los ciudadanos", apuntó.

El sindicato culpó así al jefe de Estado, Nicolás Maduro, por la salida de circulación del diario, que luego de 75 años se mantendrá, por ahora, solo en su versión digital.

El periódico enfrentó en los últimos años una asfixia financiera y persecución política por parte del Gobierno, de acuerdo con la gerencia del medio.

Su presidente editor, Miguel Henrique Otero, quien se encuentra exiliado en España, afirmó hoy en la última edición impresa del diario que el cese de circulación es "consecuencia de años de acoso del Gobierno".

"Trató de cerrarnos y nos ha presionado. Fuimos a tribunales, hay gente fuera del país, como los miembros del Consejo Editorial, pero lo más contundente contra El Nacional fue no dar acceso al papel prensa", dijo.

A través de una corporación, la llamada revolución bolivariana controla desde hace unos cinco años las bobinas de papel que se importan y se entregan a los periódicos, una medida que según El Nacional y el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) beneficia solo a los medios "que son anuentes de la política del Estado".

Hasta hoy el diario se mantuvo gracias a donaciones que recibió de medios locales y de varios países, pues en medio de la crisis económica que vive el país los dueños del rotativo no pudieron importar más papel.

Las donaciones de papel que recibió el periódico fue un cargamento que extendió reduciendo el número de páginas y más recientemente su frecuencia de publicación.

Además, como dijo Otero, el periódico enfrenta varios procesos legales, algunos de ellos por demandas de dirigentes chavistas, y según dijo el gerente general del medio, Jorge Makriniotis, este jueves a Efe, en los últimos 15 años el rotativo eliminó 600 puestos de trabajo.

Otero afirmó en la edición de hoy que aunque el periódico deje de circular continúa "en la lucha" y aprovecharán este momento como una "oportunidad para hacer un cambio" en la manera cómo hacen periodismo.

"Relanzaremos nuestra web (...) para que siga creciendo y fortaleciéndose", añadió          De acuerdo con el Sindicato de Prensa venezolano desde que Maduro llegó al poder en 2013 se han aplicado políticas que castigan a los medios que mantienen líneas editoriales independientes y por las que más de 100 han tenido que cerrar, entre ellos 70 periódicos.

"Estamos hablando de la desaparición de cerca del 60 % de los medios de comunicación que existían para el año 2013 (...) es una política general de acorralamiento, de silenciamiento, en contra de periodistas", denunció Ruiz.

Además, el SNTP advirtió que más recientemente la llamada revolución bolivariana ha acompañado sus "ataques" a la prensa con leyes restrictivas, sanciones administrativas, omisión de respuestas por parte las instituciones públicas, bloqueando medios digitales y amenazando al gremio.

El cese de circulación de El Nacional además ha provocado el pronunciamiento de distintos dirigentes políticos, intelectuales, artistas y distintas personalidades de la vida pública del país.

"Solidario con periodistas y trabajadores de @ElNacionalWeb que deja de circular en su versión impresa por falta de papel. Según el IPYS -Instituto de Prensa y Sociedad de Venezuela- solo en 2018, 30 diarios han salido de circulación. Más temprano que tarde nuestra Venezuela recuperará la democracia y la libertad de expresión", dijo el dirigente opositor Henrique Capriles en Twitter.