Listin Diario Logo
29 de septiembre 2022, actualizado a las 02:21 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales miércoles, 13 de octubre de 2010

SOLIDARIDAD

Emoción y elogios en el mundo por rescate de mineros chilenos

EL PRESIDENTE BRASILEÑO LLAMÓ POR TELÉFONO A SU COLEGA CHILENO SEBASTIÁN PIÑERA

  • Emoción y elogios en el mundo por rescate de mineros chilenos
Santiago de Chile

El mundo reacciona con emoción a la salida de los mineros atrapados en el norte de Chile después de 69 días bajo tierra y elogian al gobierno del país sudamericano por la exitosa e impecable operación de rescate.

El papa Benedicto XVI encomendó a la "bondad divina" a los mineros chilenos que están saliendo poco a poco del socavón, a 700 metros de profundidad.

"Encomiendo con esperanza a la bondad divina a los mineros de la región de Atacama en Chile", afirmó el pontífice al saludar a los peregrinos de lengua española al final de la audiencia pública de los miércoles, en la plaza San Pedro.

El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva llamó por teléfono a su colega chileno Sebastián Piñera en momentos que era rescatado el minero número 14 para felicitarlo.

"El mundo entero está orgulloso del trabajo que han realizado", dijo Lula en una conversación que se extendió por unos 10 minutos, según la presidencia brasileña.

El mandatario chileno también recibió llamadas telefónicas de sus colegas Cristina Fernández de Argentina y Hugo Chávez de Venezuela.

No hay detalles de las conversaciones, pero se escucho a Piñera decir "gracias, muchas gracias, Cristina, que tengas un muy buen día" y al venezolano le dijo "gracias, nos veremos en Guyana en la cumbre de Unasur".

El presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo en un acto oficial en Bogotá que también se comunicó telefónicamente con Piñera y "decirle a nombre de los colombianos y a nombre personal porque es mi amigo personal como estábamos de contentos... con el rescate impecable y milagroso de esos mineros.

En Australia, dos mineros que estuvieron atrapados por dos semanas en una caja de seguridad a un metro de la superficie en el 2006 dijeron que no pudieron controlar sus emociones cuando vieron por televisión a los primeros chilenos salir de la mina.

Todd Russell y Brant Webb se quedaron atascados en el interior de una casa de 1,2 metros de alto (4 pies) cuando ocurrió un terremoto mientras trabajaban en una mina de oro en la isla de Tasmania.

"Me sorprendieron las emociones que sentimos Todd y yo cuando salieron del hueco", le dijo Webb a la televisión australiana Nine Network en Sidney. "Nos habíamos contenido hasta ese momento".

Russell dijo que se conmovió cuando el primer minero chileno fue recibido por su hijo, pues le trajo recuerdos del encuentro que tuvo con su familia cuando fue rescatado.

Desde su salida de la mina Russell ha tenido problemas para dormir y fue diagnosticado con estrés postraumático. El minero culpa al accidente por el colapso de su matrimonio.

"Aún les queda mucho por delante. Apenas están en las primeras etapas de su liberación", dijo.

Russell agregó que tendrán algo de tiempo para ellos pero que luego deberán enfrentar el frenesí de la prensa y otros que les ofrecerán acuerdos para hacer películas o publicar libros sobre su experiencia.

Las organizaciones de trabajadores Sindicato Nacional de Mineros y Solidaridad señalaron que Sudáfrica puede aprender de la situación vivida con los mineros en Chile.

"Es tan poco común que una historia tan excepcionalmente exitosa en las minas. En Sudáfrica tenemos muchas lecciones que aprender del incidente en Chile", señaló Paul Mardon de Solidaridad al describir el rescate como "un milagro".

El Director General de la OIT, Juan Somavia, dijo el miércoles en un comunicado que "detrás de este impresionante hecho, está la serenidad, coraje, organización y amor a la vida de los 33 mineros. Su fortaleza asombró a todos y ha sido una guía para las tareas del rescate".

Agregó que "también fueron excepcionales la tenacidad, capacidad y eficiencia de todos los que unieron sus conocimientos, chilenos y extranjeros, públicos y privados, para perseverar en un gran logro colectivo".