Listin Diario Logo
16 de mayo 2019, actualizado a las 12:29 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales miércoles, 03 de octubre de 2007

ITALIA

Jefe de Estado congela sueldos tras escándalo 

  • Jefe de Estado congela sueldos tras escándalo
    Giorgio Napolitano
EFE

ROMA.- El presidente de Italia, Giorgio Napolitano, ordenó ayer, entre otras medidas, la congelación de los sueldos del personal a su servicio, tras el escándalo que desde hace semanas sacude al país por el enorme costo de la política para el bolsillo del contribuyente.


Entre las instituciones criticadas por ese costo está la Jefatura del Estado, que tiene un presupuesto de 241 millones de euros para este año, frente a los 57 de la Corona británica.

Además de congelar los sueldos, Napolitano ha reducido también en cincuenta personas el personal que le protege, que ha pasado de 1,086 personas el año pasado a 1,038.

También se hizo hecho saber ayer que el personal al servicio del Jefe del Estado pasará de los 1,145 a los 979.

La presidencia de la República, que ha dispuesto también la creación de una comisión encargada de reorganizar la administración de la Jefatura del Estado, ha indicado que en un futuro las adjudicaciones de servicio se harán mediante un concurso público y no por asignación directa, como hasta ahora.

Napolitano, procedente del comunismo, reacciona así a las críticas que desde la aparición hace varios meses del libro “La Casta” van dirigidas contra los políticos en Italia, avivadas a principios de septiembre tras una gran manifestación organizada por el cómico Beppe Grillo.

Desde entonces, las promesas de recortes se suceden tanto en el Gobierno como en el Parlamento y, ahora, en la Jefatura del Estado, si bien en su edición digital de hoy el diario Repubblica muestra cierto escepticismo sobre estas medidas.

“Pasados varios meses y el eco de las palabras, veremos que queda en el balance. Cuánto, de verdad, se habrá ahorrado”, se lee en un artículo.

El costo total de la política en Italia se calcula en torno a los cuatro mil millones de euros, incluyendo todos los privilegios, que van desde los 150,000 automóviles oficiales a la doble pensión de los parlamentarios.