Listin Diario Logo
27 de junio 2022, actualizado a las 11:37 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales miércoles, 21 de marzo de 2007

Ahorcan a ex vicepresidente de Saddam Hussein

  • Ahorcan a ex vicepresidente de Saddam Hussein
    Iraquíes rezan sobre el cuerpo del ex vicepresidente, Taha Yassin Ramadan, ejecutado ayer en Bagdad.
AP

BAGDAD.- El ex vicepresidente de Saddam HusseinTaha, Yassin Ramad, fue ahorcado antes del amanecer de este martes por la matanza de 148 chiís, dijo la oficina del primer ministro.

Taha Yassin Ramadan, vicepresidente en el momento que el régimen fue derrocado luego de la invasión internacional de hace cuatro años, fue el cuarto alto funcionario ejecutado por la matanza de los chiís, que se produjo tras un atentado en 1982 contra la vida del entonces presidente Saddam en Dujail, al norte de Bagdad.

Bassam al-Hassani, asesor del primer ministro Nuri al-Maliki, dijo que el gobierno tomó precauciones para evitar que se repitiera lo ocurrido con el hermanastro de Hussein, Barzan Ibrahim, quien fue decapitado por la soga con la que se le ahorcó.

Ramadan, de casi 70 años, fue pesado antes de que se le ahorcara, y se usó una soga con la longitud exacta para evitar una nueva decapitación, indicó.

La ejecución fue cumplida a las 3.05 horas en la prisión de una base de la policía y el ejército de Irak, que fue la oficina central de la inteligencia militar de Hussein, en un distrito chií del norte de Bagdad. Ramadan permaneció detenido por Estados Unidos pero fue entregado a las autoridades iraquíes una hora antes de la horca, dijo al-Hassani, quien presenció la ejecución.

Al-Maliki no ha asistido a ninguna ejecución, pero la horca de Ramadan fue presenciada por una comisión formada por funcionarios de su oficina, un juez y un fiscal, junto con representantes de los ministerios del Interior y de Justicia, así como un médico.

El fiscal leyó el veredicto de la corte de apelaciones que ratificó la sentencia de muerte y también la decisión de al-Maliki de cumplirla, dijo el asesor y añadió que un abogado defensor que asistió a la ejecución recibió el testamento escrito de Ramadan. No se reveló el contenido.

Al-Hassani aseguró que la ejecución fue llevada a cabo sin contratiempos, aunque Ramadan parecía atemorizado y recitó dos frases religiosas musulmanas -"No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta".

Las ejecuciones han provocado indignación entre los suníes -que gobernaron con Hussein-, así como preocupación entre los organismos internacionales de derechos humanos que habían pedido no aplicar la pena capital a Ramadan.

Ramadan fue declarado culpable en noviembre de asesinato, expulsión de residentes y tortura, y condenado a prisión perpetua. Un mes después, un tribunal de apelaciones consideró que esa sentencia era muy benévola, y exigió al alto tribunal que condenara a Ramadan a la pena capital.

La corte accedió a la petición.

Ramadan había sostenido que era inocente, y decía que sus funciones se limitaban a los asuntos económicos, no a los de seguridad. Human Rights Watch y el International Center for Transitional Justice han señalado que las evidencias presentadas en el juicio eran insuficientes para imponer la pena de muerte.

La responsable de los derechos humanos en la ONU Louise Arbour interpuso el mes pasado una acción legal inusitada ante el Alto Tribunal de Irak para impugnar la penal capital de Ramadan. Arbour reconoció "el deseo de justicia de las víctimas", pero señaló que el juicio "no había cumplido las normas del debido proceso".

Saddam fue ejecutado el 30 de diciembre, por su participación en esos asesinatos. Ibrahim -su hermanastro y jefe de inteligencia- y el ex jefe del tribunal revolucionario de Irak Awad Hamed al-Bandar fueron ejecutados en enero.

Yahya Ibrahim, un clérigo suní e integrante de la Asociación de Eruditos Musulmanes en Tikrit, dijo que el cadáver de Ramadan será recibido por miembros de la tribu de Hussein en esa ciudad en el transcurso del martes para enterrarlo cerca de Ibrahim y al-Bandar como solicitó en su testamento.

Las tumbas, junto con las de los hijos Odai y Qusai de Hussein y de su nieto Mustafá, se encuentran en el patio de un edificio en la cercana Ouja en el cual fue enterrado el ex gobernante. Ibrahim dijo que habrá tres días de duelo por Ramadan.


Más en Las Mundiales