FÁBULAS EN ALTA VOZ

Emprender sin aprender

Marta Quéliz

Marta Quéliz

Avatar del Listín Diario
Marta QuélizSanto Domingo, RD

Primero que todo, feliz 2023. Que sea de dicha y mucha paz para todos. Como sabemos, las metas a principio de un nuevo año, siempre son prioridad para comenzar con un norte establecido. En la era del emprendimiento, son muchas las personas que han decidido montarse en ese tren para formar tienda aparte y triunfar de manera independiente. Si tú también te sientes preparado para dar el paso, es bueno que sepas que el éxito está en hacer la diferencia en todo lo que haces. No funcionará tu plan si solo decides: emprender sin aprender.

Importancia de los conocimientos

Aunque un gran número de personas a las que emprender les ha dejado una bonita experiencia, hay otras que no han corrido la misma suerte y deben volver a posición anterior. A veces porque no se prepararon bien antes de tomar la decisión, en otras ocasiones porque sencillamente, no era su tiempo o porque el factor suerte no les acompañó. Pero hay otros que no han logrado buenos resultados porque no le han dado la debida importancia a los conocimientos.

Un ejemplo a mano

Para hacer nuestro aporte a través de esta líneas a esa gente que para este año tienen en mente poner su negocio y volar con sus propias alas, me fui a una ciudad fabulosa a conocer cuál es el factor determinante que allí se toma en cuenta cuando se desea emprender. Me encontré con Génesis y fue ella quien me dijo: “Aquí si usted no se prepara primero, no puede independizarse. Para hacerlo de poseer los conocimientos necesarios hasta para ofertar un buen café”. Esto lo hacen porque, según ella, el éxito lo asegura hacer la diferencia y para lograr ese impacto hay que formarse, capacitarse y aprender todo lo que tenga que ver con el área a la que se dedica o dedicará. El aprendizaje debe ser constante y conforme a lo que establecen los avances. También se aprende de los fracasos.

Ser competente para poder competir

A Génesis le ha dado muy buenos resultados el aprender. Esto le ha permitido ser competente y poder competir con los tantos negocios del área estética en la que se desenvuelve. No hay un taller, un diplomado, un curso, un seminario…, que ella no haga, aun sabiendo que a veces, puede que ella esté tan o más capacitada que quien lo imparte, pero sabe que siempre se aprende algo, y que es importante enmarcar conocimientos para dar seguridad a sus clientes. Lo aprendido en esta ciudad fabulosa le ha permitido poner en práctica procesos reales con muy buenos resultados. Así que, si tu meta en este año es emprender, no te olvides de aprender. ¡Éxitos!

Tags relacionados