Listin Diario Logo
08 de agosto 2022, actualizado a las 01:02 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida jueves, 07 de julio de 2022

Folcloreando

Otro y van dos: un senador 2022 y una ministra de la Mujer 2018

  • Otro y van dos: un senador 2022 y una ministra de la Mujer 2018

    Xiomarita Pérez

Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com
Santo Domingo

¿Por qué sancionar una práctica que es costumbre, principalmente en la clase media alta y alta?  Cuál es la razón si ambas partes están de acuerdo. ¿Por qué el representante en el Senado por la provincia Santiago Rodríguez, Casimiro Antonio Marte Familia, no se preocupa para que se apruebe en la Unesco la inclusión del casabe o el pan ázimo dominicano, como Patrimonio de la Humanidad?

Margarita es la persona que me ayuda en los quehaceres domésticos y nunca le he dicho que se vista con uniformes, pero como una vez le regalé un par de blusas cuello V, con dos bolsillos, para utilizarlas en la casa, misma que usan, y hasta yo me la pongo, porque son cómodas y lavables, cada vez que viajo le compro para que se sienta cómoda.

¿Por qué el senador Marte Familia no elabora un proyecto de ley que sanciona a las empresas que les exigen a los empleados el uniforme con el logo de la empresa, haciendo estos empleados publicidad no pagada? También a las tiendas de ropa que venden camisetas de marcas reconocidas y la gente paga para ponérselas. Le contesto esta última pregunta: Porque comprarlas y ponérselas es su problema, como las que aceptan uniformarse.

¿Y si voy al supermercado vestida con el mismo uniforme de mi doméstica, soy esclava también?

Tengo varias blusas cuello V y con dos bolsillos en la parte inferior, de las que usan los médicos, las enfermeras o “norsas” y dependiendo a quiénes atiendan es el estampado. Si son para médicos que trabajan en la sala de cirugía son verdes lisas, si son para la sala de pediatría son estampadas con muñequitos y así sucesivamente. También las que trabajan en salones de bellezas, las que cuidan niños, los de odontología, etc. 

Le pregunté a Margarita (mi compañera de trabajo hogareño) si ella quería ese tipo de blusas con motivos frutales, para que esté más cómoda en la casa, ya que tiene bolsillos y la puede dejar en la casa para ponérsela al otro día y aceptó. 

Las clases sociales que existen en nuestro país son tres: La clase alta, los saltos sociales y la baja, esta última pertenecemos Margarita y yo, ya que ambas tenemos que guayar la yuca.

Además de ese tipo de blusas, desde hace bastante tiempo existe otra indumentaria tradicional, pero principalmente la usan las que trabajan en casa de familia de alta clase social, Esa clase que es rica de cuna, que no tienen complejos y es la vestimenta más linda, un camisero entallado, de telas de guinga o cocaleca; de mil rayas o mallorquín, con bolsillos, abierto en la parte frontal, mangas cortas con puños blancos, el cuello también blanco. Incluso, el vestido tipo camisero lo considero como la indumentaria típica del pueblo dominicano, es el que se ha usado por siempre, con diferentes modalidades. He visto trabajadoras domésticas no uniformadas que no se tienen que bajarse para que se le vea la rabandola, y también el “colalé”.

Considero que es más esclavitud tener tres empleos para subsistir, como las enfermeras, que el sueldo no le da para nada y tienen que ‘buscárselas”, poniendo a los pacientes en riesgo, porque esas mujeres no duermen, es de trasnoche en trasnoche.

Las secretarias también son esclavas, porque además de usar uniformes diferentes a sus jefes tienen que soportar humillaciones, y ponerse "donde el capitán las vea”. ¿Y no es discriminación que en los colegios las hembras usen faldas y los varones pantalones?, para que dichas hembras no usen pantalones ceñidos. ¿O es para que los muchachos sigan con el juego del “espejito en el zapato”, para verles los “blumen” a las muchachas? 

Lo que más daño ha hecho a este país es enfocarse siempre en los complejos, en las divisiones, en la discriminación, en la esclavitud, etcétera

En fin, considero que los que salen en defensa de la no esclavitud, de la no discriminación de la mujer, están discriminando con sus hechos y este tema es tan profundo y tan delicado que con estas noticias más daño se le hace a la sociedad.