Si doblas así la ropa todo te cabrá en la maleta

Se va aproximando el momento de desempolvar las maletas y prepararlas para el ansiado y merecido viaje de vacaciones. Organizarlas con antelación y siguiendo unas sencillas recomendaciones, nos ahorrará los nervios de última hora

  • .Ordenar bien la maleta es todo un arte. Foto: End of Tenancy/EFE

EFE
Daniel Galilea

Quitarles el polvo y la naftalina a las maletas. Buscar las almohadas inflables para el cuello que están escondidas "en algún lugar de la casa”. Encontrar las botellas de líquidos y el neceser (portacosméticos) que el año pasado dejamos en un sitio que no recordamos. Lavar y planchar la ropa sucia. Retirar la hierba o la arena que han quedado como recuerdo del verano anterior…

Estas y otras situaciones, que debemos resolver cuando se aproximan las vacaciones estivales y vamos a salir de viaje, pueden causar estrés fácilmente, si las dejamos para último momento y sin seguir un método de organización básico para tener todo en su lugar y ocupando el menor espacio posible.

Organizar el equipaje y hacer las maletas, con suficiente antelación, es uno de los mejores antídotos para las prisas y el estrés de última hora, que se multiplicarán en la medida que aumenta el número de integrantes de la familia o el grupo que viajarán y vacacionarán juntos, según la firma británica End of Tenancy (EOT), con sede en Londres (Reino Unido).

Los expertos en limpieza profesional y organización de EOT, (www.end-of-tenancy-london.co.uk) ofrecen cinco consejos básicos para optimizar la preparación y organización de las maletas, que pueden hacer que la rutina de empaque sea mucho más fácil, e incluso podamos llegar a disfrutarla.

Desde End of Tenancy recomiendan

Probar los artículos de tocador sólidos. Las mini botellas de artículos de tocador puedan ser muy bonitas, pero llevarlas de vacaciones no solo puede aumentar el peso del equipaje, sino que también puede presentar el riesgo de que su contenido se derrame sobre la ropa.

Para resolver este problema, los expertos de EOT sugieren llevar artículos de tocador sólidos, los cuales consideran como “una opción divertida y ligera para los viajeros, especialmente para las familias con niños”.

Cuando uno sale de viaje, también se puede llevar en el bolsillo un paquete de “papel jabonoso” (o “paper soap”), un tipo de papel cosmético impregnado de jabón que produce espuma al humedecerlo y que está listo para usarse en cualquier momento.Los desodorantes y los champús en barra para viajes, los perfumes y otros productos cosméticos y de limpieza en estado sólido, son mucho más fáciles de mantenerlos ordenados, ahorran espacio y evitan las fugas de líquido, según EOT.

Enrollar o plegar la ropa

Los viajeros que tienen experiencia en apretar la ropa en la maleta para los viajes largos o los vuelos con espacio restringido para el equipaje suelen recurrir a dos opciones para ordenar sus pertenencias:  doblar (plegar) la ropa o enrollarla (ponerla en forma de rollo), según EOT.

“Si uno está acostumbrado a doblar su ropa, quizá puede probar a enrollarla”, explican los expertos de End of Tenancy.Señalan que esta opción es conveniente porque “enrollar las camisetas, vestidos y pijamas ahorra espacio y evita las arrugas, lo cual es perfecto para colocarla en las mochilas compactas o pequeñas maletas de mano de vuelo”.

Este sistema también permite “acceder fácilmente a toda la ropa a la vez, sin tener que revisar toda una pila de indumentaria para encontrar el pijama que usaremos esta noche”, añade.

Usar organizadores de equipaje

Las bolsas o fundas de ordenación similares a cajas pequeñas y semirrígidas, así como las bolsas ‘ziploc’ o de cierre ‘zip’ (bolsas plásticas con cierre a presión o deslizante que se utilizan para preservar productos alimenticios), son prácticas para organizar el equipaje de una forma más uniforme y para separar la ropa sucia de la limpia, según EOT.

“Las bolsas ‘ziploc’ se pueden apretar fácilmente y aplanarse para ahorrar espacio y por lo general son las preferidas para la ropa. Por su parte, las bolsas de ordenación (de distintas formas y tamaños) ocupan más espacio, pero permiten organizar el contenido de maleta de una forma más duradera y ordenada”, según EOt. 

Preparar una lista

Preparar una lista de contenidos de la maleta y compartirla con los familiares y/ amigos con los que viajaremos, para asegurarnos de no llevar con nosotros un “arsenal” de champús y protectores solares, es un paso clave para organizar el equipaje de las vacaciones, de acuerdo a EOT. “Comience ahora si no está seguro de recordar qué debe llevar en la maleta.

Comenzar a escribir la lista unos meses antes del viaje permite ir agregándole elementos poco a poco, cada vez que se piense en algo o se lo recuerde”, según esta firma. Para organizar esta lista es recomendable dividirla en categorías, que por ejemplo correspondan a distintas funciones (artículos de tocador, ropa, medicinas) o actividades (cosas para nadar, caminar, para el ‘spa’, entre otras).

Un consejo adicional: “No olvide cotejar la lista revisando su propia habitación, para observar si hay algo más que pudiera necesitar durante el viaje de vacaciones”.

Elegir el bolso o maleta adecuados

Para saber si nos conviene utilizar una maleta o bien una mochila o un bolso de viaje, el primer paso consiste en pensar en lo que planeamos hacer durante las vacaciones, según EOT.

Las mochilas son más fáciles de llevar para ir de excursión, viajar en tren, tomar un teleférico o trasladarse en taxis, pero no resultan prácticas si se debe llevar una gran variedad de vestimenta, especialmente los trajes de fiesta elegantes, apuntan. 

Por su parte “las maletas permiten que nuestras pertenencias sean más accesibles y nuestra ropa permanezca sin arrugas. El hecho de llevarlas sobre ruedas representa una ventaja adicional, convirtiéndolas en una opción más conveniente para viajar a centros turísticos o a ciudades a menos concurridas”, señalan.