Listin Diario Logo
26 de enero 2022, actualizado a las 01:23 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida viernes, 07 de enero de 2022

COSAS DE DIOS

El Diario de Cenicienta

  • El Diario de Cenicienta
Alicia Estévez
Santo Domingo

Es un hermoso diario azul, en la portada, aparece Cenicienta lista para el baile. La primera página dice: “Estoy desesperada que llegue la noche del día 5, y la mañana del 6 de enero. Faltan cuatro días”.  Segunda página: “Mi mamá me dijo que hiciéramos la lista de los Reyes. Pedí siete juguetes.” Tercera: “Mi mamá dijo que eran muchos y quité algunos, eso sí, los más baratos.” 

Un día genial 

Cuarta página: “Hoy es Día de los Reyes, van a venir en la noche, estoy muy emocionada. He pedido juguetes de Princesa.” Sexta página: “Me trajeron la cocina de Princesa, la muñeca de la Bella durmiente y un libro de canto de princesas, ¿no es genial?” Página siete. “Es genial esto, jugar y jugar”. Este diario fue escrito por una niña de 7 años que ahora es una adulta de 22, lo encontré justo este miércoles, 5 de enero, y me hizo reflexionar tanto, ahora que la tradición de los Santos Reyes se diluye.

Olvido

Como esa niña, durante mi infancia, el Día de los Reyes era el mejor del año. Lo esperaba con impaciencia e ilusión.  Les escribía, cortaba hierba para los camellos, pasaba la noche en vela, emocionada. Transmití a mis hijos esa tradición tan hermosa, que, también en su niñez, dejó una huella, un toque de magia en este mundo cada vez más práctico que nos arrebata, desde la infancia, la capacidad de soñar, como lo hace la autora de ese pequeño diario que encontré en un armario de mi casa. Ese mismo día, dolorosamente, aunque parezca increíble, yo había olvidado que era la noche de los Santos Reyes. Me enteré por casualidad.

Los cambios 

Estaba en una tienda y vi a muchos padres llegar tomados de la mano con sus hijos a quienes compraban regalos. Una niña de tres años, aferrada a un juguete, intentó abrirlo antes de pagarlo, ahí caí en cuenta de la fecha. Fue un choque, pensé en lo mucho que ha cambiado la sociedad y mi propia vida. Pero no entendí lo que hemos perdido hasta que me topé con el diario, por casualidad, un par de horas después.

Fue el día 6 

Al llegar a casa, organizando una habitación, me encontré con el diario, escrito quince años atrás. Este solo tiene registrado, el resto de las páginas están en blanco, las expectativas y la alegría de una niña por la llegada de los Santos Reyes. Esos que fueron hasta el pesebre del Niño Jesús a adorarle y llevarle regalos. Y, como llegaron de Oriente, se tomaron su tiempo, lo encontraron el 6 de enero. Puede que resulte más práctico desplazar el feriado y agrupar los días libres, pero nuestros amados Santos Reyes deben tener una gran confusión en su calendario, los ciudadanos también,  y a los niños dominicanos, poco a poco, los vamos privando de una de las más hermosas de nuestras tradiciones. Si tiene alguna duda al respecto, por favor, vuelva a leer lo que dice el Diario de Cenicienta.