Listin Diario Logo
04 de diciembre 2021, actualizado a las 12:36 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida viernes, 05 de noviembre de 2021

COSAS DE DIOS

Respuesta a una pregunta

  • Respuesta a una pregunta
Alicia Estévez
Santo Domingo, RD

Una vez, alguien me preguntó, ¿quién inventó a Dios? En ese momento, no respondí, aunque, sé que a Dios nadie lo inventó porque Él no tiene un punto de inicio, no forma parte del tiempo, es eterno. Pero sabía que esa explicación no iba a llenar las expectativas de quien hizo la pregunta. De modo que, ahora, encontré otra respuesta. Contrario a lo que pensaba, fue fácil, bastó mirar hacia el cielo, él nos habla de la existencia de Dios, de su grandeza.

Desde mi ventana
Estaba frente al ventanal de mi sala, observando una preciosa luna llena, y recordé, cuando
era niña y, durante los largos apagones de aquellos años, cómo observaba, junto a mi papá,
Cuto Estévez, noches tan claras, y llenas de estrellas, que parecía de día. Los rayos de luna
bañaban nuestro pueblo, El Seibo, convirtiéndolo en un lugar surreal, de ensueño.

Es la misma
Y me dije, de cara a esa luna que disfruto, aquí, en Santo Domingo, en mi hogar de adulta, que
se trata de la misma que mi papá, mi mamá, mis hermanos y yo admiramos hace décadas. Nuestros padres murieron y los hijos envejecimos. Mientras, para la luna y el sol, esos cuarenta o
cincuenta años han sido insignificantes. Ambos parecen nuevos, cada día, sin moverse del mismo
lugar, igual que milenios atrás cuando los hombres habitaban las cavernas. Y, más increíble
aún, funcionan con exactitud, sin desgastarse ni dañarse. Piénselo. Nunca nos ha faltado
un día porque se averió el sol o, cuando toca luna llena, aparece menguante por un desperfecto.
¿Cuál es mi punto?

Solo alguien eterno
Si ellos han podido permanecer miles de años, si de cara a nosotros, los humanos, son eternos, yo los veo como una muestra de la propia eternidad de Dios. Si el hombre intenta crear cualquier cosa con miras a que funcione siempre, apuesto a mí, fracasará. Yo vi una bañera, en Grecia, construida hace más de cuatro mil años, cuya utilidad y valor, para estos tiempos, es arqueológico. Solo un ser superior, alguien cuya propia eternidad puede justificar la de sus criaturas es capaz de crear algo que cumpla su función, y continúe siendo útil, de generación en generación, como el sol y la luna. De modo, que mi respuesta a la pregunta de quién creó a Dios, es voltear esa interrogante. Yo digo: Si Dios no creó al hombre, ¿quién creó la luna, el sol y los más de siete millones de especies que existen en la Tierra? ¿Quién nos creó?, ¿de dónde salió todo esto? ¿Quién lo hizo? El que tenga una respuesta, distinta a la mía, que me avise porque yo apuesto a que fue Dios.