Listin Diario Logo
17 de octubre 2021, actualizado a las 05:13 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida sábado, 09 de octubre de 2021

AVANCES

Hormigón reciclado y CO2 del aire, nuevo material de construcción

Europa Press
Madrid

Un nuevo tipo de hormigón fabricado a partir de desecho de este material y dióxido de carbono del aire o gases de escape industriales podría reducir las emisiones de la industria de la construcción.

Este hormigón de carbonato de calcio también se muestra prometedor como material de construcción futuro, especialmente en lugares donde los recursos naturales son limitados, según los científicos de la Universidad de Tokio que lo han presentado en Journal of Advanced Concrete Technology.

El mundo moderno está construido con hormigón. Todos los edificios altos de todas las ciudades de la Tierra utilizan el material duradero y versátil para darle forma y resistencia. Por tanto, la industria del hormigón es enorme, y esto tiene un coste: se estima que alrededor del 7% de las emisiones de dióxido de carbono del mundo proceden de la fabricación y el uso del cemento, el principal componente del hormigón. Y una gran proporción de este 7% se debe al uso necesario de calcio, que generalmente se obtiene quemando piedra caliza.

El profesor Ippei Maruyama y el director del proyecto C4S (Sistema de circulación de carbonato de calcio para la construcción), el profesor Takafumi Noguchi, ambos del Departamento de Arquitectura de la Universidad de Tokio, propusieron y demostraron una nueva forma de reducir los niveles de emisiones causados por el uso del hormigón.

Han encontrado una manera de tomar el hormigón de desecho y capturar el dióxido de carbono, y combinarlos en un proceso novedoso en una forma utilizable de este nuevo hormigón de carbonato de calcio.

Inspirado por la forma en que algunos organismos acuáticos se endurecen en fósiles con el tiempo, Maruyama se preguntó si el mismo proceso que forma depósitos de carbonato de calcio duro a partir de materia orgánica muerta podría aplicarse al hormigón. El calcio es esencial para la reacción entre el cemento y el agua para formar el hormigón, y Maruyama vio esto como una oportunidad para investigar una forma menos intensiva en carbono de realizar la misma función.

"Nuestro concepto es adquirir calcio a partir del concreto desechado, que de otra manera se desperdiciaría", dijo Maruyama en un comunicado. "Combinamos esto con dióxido de carbono de los gases de escape industriales o incluso del aire. Y lo hacemos a temperaturas mucho más bajas que las que se utilizan para extraer calcio de la piedra caliza en la actualidad".

El carbonato de calcio es un material muy estable, por lo que es un material de construcción duradero. Y la capacidad de reciclar grandes cantidades de material y desechos es un gran beneficio. Sin embargo, el hormigón con carbonato de calcio no puede reemplazar al hormigón típico en la actualidad.

No es tan fuerte como el concreto típico, aunque para algunos proyectos de construcción, como casas pequeñas, esto no sería un problema. También en la actualidad, solo se han realizado pequeños bloques de unos pocos centímetros de longitud.

"Es emocionante avanzar en esta área, pero aún quedan muchos desafíos por superar", dijo Noguchi. "Además de aumentar los límites de resistencia y tamaño del hormigón con carbonato de calcio, sería incluso mejor si pudiéramos reducir aún más el uso de energía del proceso de producción. Sin embargo, esperamos que en las próximas décadas, el hormigón con carbonato de calcio neutro en carbono se convertirá en el tipo de hormigón convencional y será una de las soluciones al cambio climático".