Listin Diario Logo
17 de junio 2021, actualizado a las 01:49 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 09 de junio de 2021

FÁBULAS EN ALTA VOZ

Que el cansancio no te robe la vocación

  • Que el cansancio no te robe la vocación
Marta Quéliz
Santo Domingo, RD

En estos momentos en los que la salud se ha convertido en el tesoro más preciado, es el cuerpo médico el que tiene sobre sus hombros la mayor carga de responsabilidad. Unos siguen comprometidos por vocación, otros por necesidad y no son excluidos los que continúan dando el servicio porque no hay ninguna otra cosa que puedan hacer.

Heredia en el Oncológico

Y no son solo los doctores y las enfermeras que atienden a pacientes con Covid-19 los que están en este dilema. Son todos los que pertenecen al área de la salud los que no dan para más ante el desbordamiento de gente enferma con diferentes situaciones lo que los lleva a experimentar no solo cansancio, sino también mal humor. De ahí que, encontrar a alguien que le brinde una atención amable al enfermo es hasta raro. El doctor Heredia es uno de esos casos escasos. No ha dejado que la situación sanitaria le robe su vocación de servicio.

Tan buen trato

Mantener la calma para no fallarles a quienes buscan de su servicio en el Hospital Dr. Heriberto Pieter, es la clave que parece tener este médico de la Unidad de Urgencias del centro. Sabe que el solo hecho de una persona sentirse asistida, calma el más grande dolor. Tranquilo, sereno… busca cumplir con las directrices de cada uno de los especialistas que debe intervenir en cada caso. Llena los formularios, conversa, se para y gestiona los distintos trámites y nunca pierde el sentido del buen trato. Él representa al resto de los médicos del centro, quienes sin importar la hora se mantienen atentos a una llamada aunque sea para autorizar el ingreso de un paciente.

En una ciudad fabulosa

Don José es uno de esos pacientes que ha confesado que, recibir las atenciones de Heredia, le hace sentir como en una ciudad fabulosa, donde la vocación de servicio es la que domina el escenario de todos los centros públicos y privados. Donde no es imprescindible tener carnet, dejar un depósito o cualquier otra nimiedad de esas que están por debajo de la salud. Un lugar donde la vida de los pacientes está por encima de todo. Donde la salud es prioridad. Donde no basta con tener sobrados conocimientos si no se pone por encima de todo la parte humana. Y esto es lo que don José ha encontrado en este doctor que, en varias ocasiones ya lo ha atendido bien con o sin crisis sanitaria porque su vocación de servicio no ha sido afectada ni por el virus ni por el sistema.