Listin Diario Logo
19 de junio 2021, actualizado a las 12:03 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 11 de mayo de 2021

REALIDAD Y FANTASÍA

Espíritus y fantasmas

  • Espíritus y fantasmas
María Cristina de Carías
Santo Domingo, RD

No sé si serán sus raíces africanas o su temperamento sensible, pero mi querida factótum se comunica con los espíritus con enorme facilidad. Es verdad que no lo hace con frecuencia y que puede pasar mucho tiempo entre un episodio y otro.

Todavía no he logrado descubrir qué es lo que provoca esta especie de trance en mi cocinera. Lo único que he notado es que antes de un episodio, se comporta mohína y como ausente, no habla mucho y tampoco sonríe.

Por lo general su comunicación con seres del más allá, sucede en la noche, justo antes de retirarnos a dormir. Casi siempre sucede en el patiecito al lado de su cuarto. Aunque ahora vivimos en un apartamento, este se encuentra situado en un primer piso y gozamos de un patio que hemos adecuado con numerosas plantas, convirtiéndolo en un vergel que hace las delicias de este par de viejas y de los que nos visitan. Allí en medio de las plantas, en el fresco de la noche, tiene lugar el dialogo entre Emma y el invisible visitante. Me doy cuenta del episodio porque la oigo hablar en voz alta, con un tono muy especial. Me acerco con cuidado, evitando que me vea y escucho parte del diálogo. Claro que solo puedo oír lo que dice Emma, aquello que expresa el invisible visitante solo lo puedo adivinar. Muchas veces se quién es por la forma en que mi factótum le contesta. Si se trata del espíritu de mi esposo, ella lo trata de doctor y de patrón. Pero también la visita el espíritu de su hijo, muerto en trágicas circunstancias, entonces hijo mío y cariño son las formas de dirigirse al éter.

Siempre me han dado celos esos coloquios con mi esposo, aunque si lo pienso fríamente, como yo no tengo habilidades de médium, esta comunicación con alguien tan cercano a mí me viene de perlas. Sobre todo, cuando me doy cuenta de que, desde el más allá, vela por nuestro bienestar.

Después de sus diálogos, Emma queda exhausta y se va a la cama rápidamente. Cuando al día siguiente me trae el café, la interrogo sobre el episodio de la noche anterior, pocas veces me hace confidencias al respecto. Un día me dijo que a la Virgen Santísima se le apareció un ángel y que poder hablar con los espíritus no es difícil, solo se trata de que estos se quieran comunicar con personas señaladas. No dije ni esta boca es mía, cada cual tiene sus aptitudes y esta es la de mi médium casera.