Listin Diario Logo
29 de enero 2022, actualizado a las 01:33 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 17 de marzo de 2021

FÁBULAS EN ALTA VOZ

En todo está Él

  • En todo está Él
Marta Quéliz
Santo Domingo, RD

Lo tiene todo bajo su dominio, en control absoluto. Ni un segundo antes ni uno después ocurren las cosas que tiene en su plan perfecto, en el que participan solo los que Él escoge. ¿El porqué? Solo Él lo sabe. Te da en abundancia y, en la prueba, busca fortalecer tu fe. Confiar en su voluntad es como vivir en ese lugar fabuloso donde en un encuentro divino con Él te transformas y validas su presencia. Tú haces tu agenda y luego te detienes y te fijas que, de los 10 pendientes que anotaste, tal vez dos o tres siguen su curso, los demás, se acogen a la planificación que el Señor hizo por su lado.

Despejando el área

No hay tapón de esos kilométricos que se arman en nuestro país, que Él no despeje para que tú llegues a esa cita importante que no tenías, pero que en la agenda suya sí estaba. Sorpresivamente lo logras y te preguntas: ¿Pero y cómo llegué tan rápido? Y la respuesta la tienes en tu mente y la sientes en tu corazón. Fue el Señor que lo hizo. No había manera de lograrlo, sólo Él, que es el mejor “tráfico” del mundo pudo limpiar las vías para llegar a esa cita no planeada, pero que notas que, entre todas las cosas del día, esa fue la más importante que te pudo haber pasado.

Puerto seguro

“¡Aquí estoy! Llegué a puerto seguro porque quien también es el mejor “capitán” del universo, se dignó a traerme”. ¿Verdad que a ustedes también les ha pasado, que contra viento y marea logran su objetivo de una forma inexplicable? Bueno, sí se explica: es porque en todo está Él. Nos sucede de una manera fabulosa que justo cuando mencionan tu nombre, entras y dices: “presente” cuando en realidad ni remotamente tenías posibilidad de llegar a tiempo, sobre todo ese día de situaciones que creías no podías solucionar. De repente todo está listo, todo sale bien porque Su presencia estuvo ahí.

Su compañía

Cierren sus ojos y presten atención a cómo en esos momentos divinos podemos notar que algo inmensamente grande ocurre en nuestra vida para darnos esa satisfacción, esa alegría, ese gozo de ver realizado algún anhelo. Yo doy fe y testimonio de que en todo está Él. No sé a ustedes, pero a mí me acompaña a todos lados, me escucha, me complace, me regala días nuevos, me mima, me ama… Tanto que, me permite disfrutar su gloria hasta en la simpleza de la vida, que para mí es, hasta llegar a tiempo para darle un abrazo y reconfortar a alguien querido.