RefugiƩmonos todos en Dios

  • Pastora Montserrat Bogaertreposo

Santo Domingo, RD

 Pero estableceré mi pacto contigo; y entrarás en el ar­ca tú, y contigo tus hijos, tu mujer y las mujeres de tus hijos. Génesis 6: 18

Dios ama la familia, y lo vemos cuando llamó a Noé para que construyera un ar­ca. Salvó esa familia del di­luvio, no permitiendo que alguno pereciera en medio de las aguas que cubrían la tierra.

Noé entró confiado con los suyos, mientras los de­más veían y no hacían ca­so del llamado de Dios para entrar al arca. Por eso mu­rieron ahogados; teniendo la oportunidad, la desecha­ron.

Así mismo actúa Dios con nosotros, y nos advierte de los peligros a los cuales es­tá expuesto nuestro hogar. Nos da las directrices de cómo protegernos del mal que ha sido desatado y que es imposible de de­tener.

No ignoremos la voz que nos habla y nos muestra el lugar donde nuestra familia está segu­ra, para que nos refugie­mos en él hasta que cese la lluvia que quiere aho­garnos.