TRAS LAS CORTINAS

Oscar de la Renta en la silueta de Jill Biden

  • Cáandida Ortega

Cándida Ortega
Santo Domingo

Hola. Buenos días. “Las cualidades que más admiro en las mujeres son la seguridad y la amabilidad”. Oscar de la Renta. La dominicanidad se dejó sentir en todo su esplendor a través del regio diseño de la casa Oscar de la Renta que lució Jill Biden, en el acto, en el que su esposo Joe Biden, presidente electo de los Estados Unidos se dirigió al mundo desde el Wilmington, Delaware. La primera dama norteamericana proyecto buen gusto, elegancia, distinción, seguridad, sencillez y simpatía, cualidades que hacen de ella un ser humano especial y que estoy segura marcarán la diferencia en la Casa Blanca. Me encantó el vestuario clásico de pantalón y chaqueta que lució Kamala Harris, vicepresidenta electa, quien junto a la primer adama, sin lugar a dudas comienzan a marcar tendencia dentro del mundo del mundo de la moda. Pero lo que más me encantó fue el derroche de calidez y unión familiar que se dejó sentir en tarima. 

Cultura Bancentral
Guardando el distanciamiento de rigor y como parte de la conmemoración de su 73 aniversario, ejecutivos del Banco Central de la República Dominicana (BCRD) pusieron en circulación cinco obras que se integran a la colección bibliográficas se encuentra ‘La cultura en el Banco Central 2018-2020’, autoría del actual gobernador, Héctor Valdez Albizu. Otras que forman parte de esta interesante colección son “Economía de lo inusual”, de Julio Andújar Scheker, asesor económico de la Gobernación del BCRD y doctor de la Universidad Internacional de la Florida; ‘Resistencia cultural en la dominación haitiana’, de la periodista y escritora Emilia Pereyra; ‘Manuel de Jesús Galván. Vaivenes de una existencia revuelta’, del escritor y académico Franklin Gutiérrez y ‘Exposiciones temporales en el Museo Numismático y Filatélico 2018-2020’.
  
George Arzeno

Cuando hablamos  de la premiación “Brugal Cree en su Gente” que otorga la Fundación Brugal, mi mente y corazón es invadido por los más gratos recuerdos de quien puso alma y corazón a este hermoso y noble proyecto: don George Arzeno Brugal, hombre visionario, de espíritu emprendedor,  corazón noble y  solidario  como pocos. Un caballero a carta cabal, y quien siempre distinguió a la prensa, en especial a las cronistas sociales , con quienes compartía no solo en las actividades propias de nuestro trabajo, sino también los espacios personales. Yo le llamaría la época de oro de la crónica social, en la que otros empresarios de sus calidades, tales como don Miguel Barceló también fallecido, don Poppy Bermúdez y otros que aún tenemos el privilegio de tenerlo entre nosotros como don José León Ascencio, don Víctor Méndez Capellán y don Ulises Polanco de Santiago, entre otros grandes y nobles empresarios que escapan a mi memoria, pero que siempre nos dieron un trato exquisito y distinguido, importantizado la crónica social.