Listin Diario Logo
21 de septiembre 2021, actualizado a las 04:06 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida jueves, 29 de octubre de 2020

FOLCLOREANDO

Marca País

  • Marca País
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

El 26 de diciembre de 2013 escribí una columna motivada o “inspirada” en un espectáculo en el Teatro Nacional, como relanzamiento del Ballet Folklórico Nacional. El contenido incluyó también un par de críticas de otros temas que tienen que ver con el área de la cultura, como la artesanía.

Desacierto
Esa vez escribí, entre otras cosas: “Cómo es posible que en un relanzamiento de un ballet folklórico se presente una coreografía de un merengue, representando las muñecas sin rostro, que más bien se adapta a una gala de carnaval, como comparsa de creatividad? Hace más o menos una semana una seguidora de Facebook me envía un video para que yo le informe como se llama lo que está bailando la pareja. El video en sí me pareció conocido, pero solo atiné a contestarle que eso era un invento.

Imagen de acción
Luego la amiga de Facebook me informa que es un “merengue Redondo” y ahí es que recuerdo que es el mismo del famoso espectáculo aquel que había criticado por varias razones. Como en la palestra está el término Marca-País, que es el valor de la reputación e imagen de una nación, me preocupan los inventos para protagonizar. Y saben a dónde ha llegado ese merengue “redondo” La muñeca de don Eladio Romero Santos, a la Semana de América Latina y el Caribe en la Unesco, París, Francia.

No es bailar lindo
Ese merengue “redondo”, que de redondo no tiene nada, es una recreación mal hecha, primero, porque el hombre está bailando merengue y la mujer está bailando con base de priprí o balsié. Vuelvo y repito, que nosotros debemos proyectar lo que somos, un grupo de proyección es el que se acerca a lo más auténticamente possible a nuestras danzas y bailes, en este caso. No es bailar lindo para llamar la atención al turista, es proyectar lo que somos. El Ballet Folklórico Nacional debe ser el que nos represente dentro y fuera del país, pero no presentando bailes de origen hispánico con un vestuario de lunares, bolitas o como se le quiera llamar, simulando bailaora de sevillana y flamenco, no somos españoles, somos dominicanos.

Limpiemos la imagen
Así sucede con la artesanía, con la gastronomía y con otras áreas que da verguenza, porque creemos que los turistas que nos visitan o nos ven fuera son ignorantes. Señor Presidente, señor ministro limpiemos la imagen del país presentando en los centros hoteleros nuestro folklore e identidad sin “Maicol Jackson” sin mambo nichachachá, los turistas quieren disfrutar lo nuestro, porque si no, se fueran a otros países.