Arte sin fronteras: Niños dominicanos en exposición en Alemania

56 usuarios de la Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana (BIJRD) participaron en la actividad que acogió los trabajos de 900 niños de 42 países

  • Kendra Torres y Dylan Carrasco tomaron parte de la iniciativa que usó el arte como herramienta terapéutica. CORTESÍA DE LA BIBLIOTECA

Santo Domingo, RD

“Me dibujé a mí mismo mostra­do una de mis manos en señal de cortesía por­que extraño el acercamien­to que antes tenía con los demás”, le comenta Dylan Carrasco de nueve años a Kendra Torres, de ocho, mientras socializan acerca de su experiencia haciendo arte en su casa a causa del confinamiento por la pan­demia de la Covid-19.

Ambos forman parte del grupo de 56 niños domini­canos que participó en la exposición virtual ‘I-Sola­tion’, realizada por la Bi­blioteca Internacional de la Juventud de Múnich, Ale­mania, donde los infantes a través de un dibujo libre debían expresar sus emo­ciones durante el confina­miento.

Desde hace varios meses el país, al igual que el res­to del mundo, ha estado vi­viendo en estado de emer­gencia. Esto ha generado en muchas personas, espe­cialmente en los niños, sen­timiento de angustia por no saber canalizar sus emocio­nes, razón por la cual las au­toridades de la Biblioteca Infantil y Juvenil de Repú­blica Dominicana (BIJRD), en su interés de ayudar a los infantes a exteriorizar lo que ven, escuchan, piensan y sienten, hizo un llamado a todos los usuarios de la sa­la La Biblio de L@s Niños, a participar de esta gran ini­ciativa de la biblioteca de Múnich, que empleó el di­bujo como herramienta te­rapéutica.

En la actividad participa­ron 900 niños de 42 países del mundo.

“No importa de dónde somos, si algo tenemos en común es que extrañamos a alguien o hacer algo”, di­jo la niña Kendra Torres, quien junto a Dylan, fue se­leccionada para represen­tar al país en la exhibición itinerante donde enviaron sus dibujos respondiendo a las preguntas: ¿Cómo viven los niños dominicanos esta situación?, ¿cómo la entien­den? ¿cómo se encuentran ahora? y ¿qué extrañan ha­cer?

Las respuestas
Fueron cientos de respues­tas las que quedaron plas­madas sobre una hoja de papel, colores, puntadas, fi­guras y líneas donde la ima­ginación y creatividad de los participantes no tuvo lí­mite.

“Ánimo, sí podemos. Sal­dremos de esto”, fueron al­ gunas de las expresiones que los pequeños utilizaron acompañadas de dibujos de ángeles entre los médicos, flores, área verde, sol, estre­llas, luna, entre otros.

Ziara, de 10 años de edad, decidió dibujarse con un gran corazón de colores en medio de su ropa como señal de apoyo a los demás niños de otros países. De su lado, Sara, de cinco años, usó arcoíris y lluvia que des­truían el virus. Mientras que Elahe, de nueve años, se autodibujó leyendo. De es­ta manera expresó su amor por los libros, fieles compa­ñeros que siempre estarán al alcance de sus manos.

“He pintado una ima­gen de la casa de mi abuela y abuelo, porque los extra­ños mucho”, expresó Ricar­do, de nueve años, quien al igual que Ruth desea estar junto a sus seres queridos, pero al mismo tiempo en­tiende que la mejor manera de protegerlos es quedán­dose en casa.

Todos los dibujos recibi­dos, que se publican en la cuenta de www.ijb.de, refle­jan cómo los niños enfren­tan la pandemia.

Naciones.
En la actividad partici­paron niños de Francia, Gran Bretaña, Argenti­na, Colombia, Canadá, Corea, Indonesia, Tai­landia, Estados Unidos, Venezuela, Italia, Grecia, Uruguay, Afganita, Chi­na, Indonesia, Japón y República Dominicana, entre otros países.