Listin Diario Logo
26 de octubre 2020, actualizado a las 12:42 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 23 de septiembre de 2020

CIUDAD COLONIAL

Casa de la argolla, testigo de la capitulación de los haitianos

En una cuadra de la Padre Billini residieron varios personajes históricos

  • Casa de la argolla, testigo de la capitulación de los haitianos

    En la casa 55 de la Padre Billini se negoció la capitulación de los haitianos el 28 de febrero de 1844. ALEXIS RAMOS B

Carmenchu Brusíloff
Santo Domingo, RD

La llaman la casa de la argolla, porque en los tiempos de la colonia tenía a su entrada una aldaba de forma circular. Es la número 55 de la calle Padre Billini, cuya puerta conserva, igual que la casa de al lado junto al Callejón de los Curas, el dintel original del siglo XVI. Hasta aquí llego con mi hijo Alexis, que muy cerca encuentra estacionamiento. Me quedo en el auto mientras él toma la foto para este artículo en el Listín Diario. 

No es empero la argolla desaparecida lo que atrae mi atención hacia esta residencia, sino los hechos que en ella ocurrieron. Es que fue la morada del cónsul de Francia, Eustache Juchereau de Saint-Denys, quien participó en las negociaciones y firma de la capitulación de los haitianos el día 28 de febrero de 1844 y en esta casa se llevaron las negociaciones. Es incluso posible que aquí se firmara uno de los más importantes documentos de la Independencia Nacional.  

Ferrand y Sánchez Ramírez

En este tramo tan corto, frente al Parque Padre Billini, también hay una casa donde vivieron personajes de la historia nacional. Según la Guía de Arquitectura Santo Domingo, en lo que hoy es local del Colegio Dominicano de Ingenieros y Arquitectos (CODIA) habitó el general Louis Ferrand, quien gobernó Santo Domingo durante los años del dominio francés. Al perder la batalla de Palo Hincado se suicidó.

Resulta una coincidencia que en esta misma casa, construida en el siglo XVI pero reformada en el siglo XIX, residió luego el brigadier Juan Sánchez Ramírez, héroe de la batalla de Palo Hincado. Una batalla que significó la derrota, el 7 de noviembre de 1808, del ejército imperial de Napoleón. 

El edificio de dos pisos tiene en su interior una escalinata en mármol, construida a principios del siglo XX, cuando aquí se instaló la primera sede de la Casa de España. La recuerdo por haber asistido a alguna fiestecita juvenil celebrada en el club en la década del 50.

Casa de Tostado

Al lado del CODIA, en la esquina de las calles Padre Billini (antes calle de la Universidad) y Arzobispo Meriño, está la Casa de Tostado, residencia del siglo XVI, con una ventana geminada de estilo gótico. Según escribiera mi madre, la periodista e investigadora María Ugarte (q.e.p.d), dicha ventana es considerada única de este tipo en el continente americano. 

La vivienda es llamada de Tostado por su primer propietario cuyo hijo, el escribano, poeta y catedrático de igual nombre, murió trágicamente por una bala de cañón disparada durante el bombardeo de la ciudad por Drake. El edificio aloja el Museo de la Familia Dominicana del siglo XIX, con muebles y objetos de la época que en su mayoría fueron donados por familias dominicanas de altos ingresos.