Psicología: ¿Por qué las emociones se vuelven tan fuertes?

Si no las dejas salir se convierten en agotamiento, migraña, corazón agitado...

  • Lic. Joan Noboa – Psicólogo e Investigador Grupo Profesional Psicológicamente.

Santo Domingo, RD

Imagina que, al despertar, tu habitación está repleta de humo.Es poco lo que se ve, pero empiezas a agitarte. Buscas la puerta para salir... no la encuentras.

El humo va creciendo cada vez más y el fuego empieza a quemar objetos que son valiosos para ti.

Pero aún no sabes qué está ocasionando el incendio y tu respiración empieza a verse afectada.

De pronto, ves una ventana y la abres. El humo poco a poco va saliendo de tu habitación permitiendo que veas la puerta y salgas.

Así mismo salen las emociones, cuando se lo permites. De lo contrario, tu cuerpo puede verse en problemas (agotamiento, nudos en la garganta, migraña, corazón agitado...).

Y, además, puede que -en ese proceso- objetos y seres queridos también se vean afectados.

Interrogantes

 Por tanto, ahora piensa si hay alguna emoción atrapada en ti... Si es así el caso, sería interesante reflexionar sobre ¿Qué pasaría si saliera dicha emoción? ¿Qué cambiaría en ti? ¿Cuáles “ventanas” abrirías para que salga?

Si bien es cierto que las emociones deben salir para ayudarnos a sentirnos mejor, también es verdad que debemos tener el autocontrol y poner de nuestra parte para que cuando afloren sea de la mejor manera, que no nos dañe ni nos permita dañar a otros. También sabe,os que hay momentos en los que la situación escapa a nuestra posibilidad de respuesta. En caso de que sea difícil para ti o necesites un acompañamiento para llevarlo a cabo, consulta con un profesional de la salud mental.