Listin Diario Logo
12 de julio 2020, actualizado a las 12:22 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida viernes, 26 de junio de 2020

SALUD VISUAL

Polvo del Sahara: ¡A tener los ojos abiertos con los daños a la vista!

La concentración de este polvo en territorio nacional ha inquietado a más de uno. Hay quienes aseguran que al salir a la calle les ha dado picor y lagrimeo. Dos expertos orientan al respecto.

  • Polvo del Sahara: ¡A tener los ojos abiertos con los daños a la vista!

    Para minimizar los daños, recomiendan evitar la exposición innecesaria a los ambientes al aire libre.

  • Polvo del Sahara: ¡A tener los ojos abiertos con los daños a la vista!
  • Polvo del Sahara: ¡A tener los ojos abiertos con los daños a la vista!
  • Polvo del Sahara: ¡A tener los ojos abiertos con los daños a la vista!
  • Polvo del Sahara: ¡A tener los ojos abiertos con los daños a la vista!
Marta Quéliz
Santo Domingo

Los oftalmólogos Leonardo Padilla y Yesenia Matos coinciden en que la vista hay que cuidarla siempre. No es solo porque hay una masa de polvo o porque sucede cualquier otra situación, que se le debe prestar la atención necesaria. “Es constante”.

Aunque están de acuerdo en que sí hay momentos que ameritan de mayor cuidado, exhortan a la población a poner énfasis en la prevención para que eviten contraer algún tipo de problemas con la vista.

Evitar exposición innecesaria a los ambientes al aire libre, usar mascarillas y gafas de sol y/o lentes recetados, usar colirios lubricantes, higienizarse la cara y los párpados usando un jabón neutro, usar acondicionadores de aire para los lugares cerrados y mantenerlos cerrados y visitar el oftalmólogo ante cualquier síntoma ocular importante son algunas de las recomendaciones que ofrecen al respecto.

Los especialistas tratan el tema a propósito de que en estos días por la presencia del polvo del Sahara ha habido personas que al salir han notado que el ambiente les ha afectado la vista. Carmen dice que el martes salió a la farmacia y que solo bastó con desmontarse para sentir un picor insoportable.

“Fueron dos minutos que me desmonté, entré a comprar una medicina y salí de una vez para el vehículo y ya no aguantaba los ojos con un ardor y al rato comenzó el lagrimeo”, comenta. Al llegar a la casa se lavó la cara y se le pasó.

Francisco también se quejó de su malestar visual luego de que saliera a su trabajo  y tuvo contacto con el polvo que arropó por completo la ciudad. “Fue algo increíble. Comencé a sentirme mal, no podía casi ni respirar, de una vez dije: ‘toy cojío por el Covid-19’, pero después me sentí mejor, aunque los ojos comenzaron a lagrimear y a picarme. Fui a un oftalmólogo y al día siguiente ya no tenía nada. Efectivamente fue por el polvo. Me recetó unas gotas y listo, me puse bien”. Cuenta.

Ante estos testimonios tanto Padilla como Matos aseguran que ciertamente el polvo le hace daño a los ojos, pero que no es solo el del Sahara, sino cualquier otro. Es que los ojos son muy vulnerables y por eso hay que cuidarlos y prevenir daños.

Entienden que así como se originan situaciones sencillas que con unas gotas pueden resolverse, el no prestar la debida atención, puede generar algo serio y de mayor atención.


LLAMADO 
Ambos especialistas del área de la visión insisten en que los ojos deben cuidarse constantemente, no por una arenilla, un picor o lagrimeo, sino porque deben estar óptimos y, la única forma de lograrlo es previniendo daños, no automedicándose y yendo a consulta cada cierto tiempo.

 

FENÓMENO 
La niebla que ha afectado a la salud de la población, es una nube de polvo proveniente del Sahara: Es un fenómeno que se da todos los años.