Listin Diario Logo
06 de agosto 2020, actualizado a las 02:54 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida jueves, 18 de junio de 2020

FOLCLOREANDO

Sociedad Dominicana de Bibliófilos

  • Sociedad Dominicana de Bibliófilos
  • Sociedad Dominicana de Bibliófilos
  • Sociedad Dominicana de Bibliófilos
XIOMARITA PÉREZ
[email protected]

Ahora estoy más entusiasmada que nunca, ya casi cerrando mi Bibliografía por autores, temática y provincial. Y es que incluiré unos trece libros de la Colección Cultura Dominicana, donados por esta institución cultural, además de otras obras de la Colección Pensamiento Dominicano, la cual fue apoyada por el Banco de Reservas de nuestro país.

El olor a ‘recuerdo’
A mí me encanta manosear los libros, por más globalización que exista. El olor a papel, nuevo o envejecido, a “cola”, el pegamento granulado que usaba mi hermano Diego para encuadernar, no lo olvido, me transporta a esos años cuando lo único que había en muchos hogares eran libros y en la noche, a la luz de la luna, cuando se iba la energía eléctrica jugar a “pisá colá”, “una candelita” o “a las escondidas”.

Aportes y apoyo
Leyendo las palabras del presidente de la Sociedad Dominicana de Bibliófilos, Dennis R. Simó, plasmadas en “45 años de Memorias 1973-2018”, desglosando los aportes que se han realizado y el apoyo que le han brindado empresas e instituciones es para darnos cuenta de que cuando hay pasión, credibilidad y entrega se logra todo lo que queremos para hacer una labor editorial en pro de la nación.

Características de las obras
Las ediciones se basan en dos criterios. Obras de las que solo exista un solo ejemplar y que no esté al alcance de la colectividad y las que solo existan en su idioma original y que no se haya traducido al español. Lo interesante es que en la segunda planta de la casona que alberga la Sociedad, ubicada en la calle Las Damas de la Ciudad Colonial, hay una Biblioteca especializada en títulos dominicanos y de la región del Caribe. La Biblioteca lleva el nombre de Enrique Apolinar Henríquez, fundador y primer presidente de la Sociedad.

Todos los esfuerzos
Cuando me comuniqué por teléfono para solicitar las obras, que no lo pensaron dos veces para dar el Visto Bueno, sus empleados no escatimaron esfuerzos para brindarme un buen servicio, y me di cuenta que están empapados de lo que acontece allí dentro y saben orientar.