Listin Diario Logo
08 de julio 2020, actualizado a las 12:02 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida jueves, 04 de junio de 2020

FOLCLOREANDO

Solidaridad, paciencia y agradecimiento

  • Solidaridad, paciencia y agradecimiento
XIOMARITA PÉREZ
xiomaritabaila@gmail.com

Más o menos todo ha vuelto a la “normalidad” en lo referente a los exámenes para detectar el covi-19, si lo comparamos cuando inició hace más o menos dos meses. Fue una locura, porque como país no estábamos preparados. La gente estaba nerviosa, hasta insultos llevaron los dos principales laboratorios asignados para la prueba. Había que ponerse en el lugar de los familiares, pero también en el de los empleados, que se puede decir que “pasaron la prueba”.

Libres de cargo
Los laboratorios clínicos Referencia y Amadita tuvieron en esas fechas una ardua labor y hay que reconocerlo, porque era una presión por todos los lados, fueron vivencias que no se borrarán, ya que es la primera vez que ocurre, no había experiencia, pero no solo eso, es la delicadeza, la higiene y el protocolo a seguir para que el empleado no se contagie.

‘Prepago’
El teléfono fijo ahora es más importante que nunca, pero está pasando a la historia, porque antes con el plan VIP tenía llamadas libres de cargos, ahora está con “prepago” y no se le da el uso, porque la gente se maneja con su celular. La tecnología fue la primera que se transformó rápidamente. Se hace imprescindible que los celulares tengan cámaras para enviar los datos que piden los laboratorios para hacerse la prueba, hay que ganar tiempo.

A la espera
Como normalmente estoy en el hogar le doy buen uso a mi teléfono fijo que tiene minutos ilimitados. Me ofrecí a una persona para llamarle al Laboratorio de Referencia y estuve desde las 8:00 de la mañana esperando, como si fuera a un pretendiente, viviendo la realidad con alegría. Lo puse en alta voz mientras me desayunaba y pacientemente llegó la hora y me atendieron.  

No ser impacientes
La joven que tomó la llamada la noté serena, amable, y con mucha paciencia me iba informando de los requerimientos, quedando satisfecha con el servicio brindado. No sé si es porque al ser dominicanos somos impacientes, pero hay que tener un poquito de empatía y es hora de que valoremos el trabajo de esos empleados que en ellos están nuestras vidas y que deben hacer un trabajo calmado. En un error de ellos está el peligro y recuerden que no es con hierro ni con ollas que trabajan es con seres humanos y ellos también tienen familias.