Listin Diario Logo
24 de septiembre 2020, actualizado a las 01:28 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 29 de marzo de 2020

PSICOLOGÍA

Pasando la crisis en familia

  • Pasando la crisis en familia
  • Pasando la crisis en familia
  • Pasando la crisis en familia
EFE - Ricardo Segura

Restricciones de movimientos, obligación de quedarse en casa, imposibilidad de mantener la rutina habitual, la necesidad de desarrollar actividades a distancia, como teletrabajar o teleestudiar, limitación en los desplazamientos…  .
Son algunas de las situaciones, muchas de ellas nuevas y a menudo claustrofóbicas, a  las que abocan a las familias, las medidas restrictivas tomadas en distintos países para intentar impedir el avance del Coronavirus COVID-19 
La asesora y formadora Sandra Marín, (www.sandramarin.es)   especializada en la gestión de crisis y en cómo afrontar situaciones clave en entornos personales, familiares y empresariales, comparte con una serie de claves prácticas para los padres puedan relacionarse mejor con sus hijos pequeños y la familia pueda funcionar con armonía en esta nueva realidad:.
"TENGO QUE TELETRABAJAR Y MI HIJO ME INTERRUMPE".
Consejo: “Ante todo, paciencia y comprensión. Es fundamental tener siempre presente que nuestros hijos son niños, ya que a veces lo olvidamos”, señala Sandra Marín.
“Intenta hacer tus tareas más sencillas en los periodos en los que sabes que los niños están más activos y podrían interrumpirte, para que no afecte a tu productividad. 
Y los temas que requieran de mayor concentración hazlos en los espacios de tiempo en que los pequeños están más inactivos o entretenidos”, sugiere.
Añade que “hay que intenta pactar y hacerles entender que deben respetar el tiempo que ‘papá o mamá’ pasan en el despacho”.
"NO SÉ CÓMO EXPLICARLE A MIS HIJOS LO QUE SUCEDE". 
Solución: Marín aconseja darles explicaciones con naturalidad, adaptando nuestro lenguaje al del pequeño, usando dibujos, cuentos o metáforas que hagan más sencilla su comprensión. 
“Ensaya tu comunicación antes de afrontar la situación. Ten en cuenta que ellos van a poder contrastar en mayor o menor medida, lo que les cuentes… por lo que debes ser sincero y sensible en lo que les expreses”, señala.
"MI HIJO TIENE MIEDO DEL CORONAVIRUS Y NO PUEDO CALMARLO".
Solución: “Pregúntale que es lo que sabe acerca del virus, luego pregúntale que dudas o miedos tiene y habla con tu hijo sobre esos temas. Encuentra momentos durante el día para hacerlo, sin que ello se convierta en un monotema, para que así podamos disminuir su ansiedad o su nerviosismo”, recomienda Marín.
Explica que el objetivo de esas conversaciones, además de darles confianza, seguridad e información a nuestros hijos, también debería consistir en desviar el foco de la conversación hacia aspectos más constructivos como: “aquello que podemos hacer para protegernos o indicar claramente los hábitos que tienen que mantener”.
“¿QUÉ HAGO CUANDO MI HIJO QUIERE JUGAR TODO EL DÍA?”.
Consejo: Marin recomienda a los padres que establezcan rutinas desde el primer día, y que lo hagan de una manera clara y motivadora, y lo más parecida a la que tenía antes de la crisis. 
“Hay que plantear a los niños  horarios y tareas en las que deben trabajar y dejarles espacios para el ocio y para compartir en familia. Los hábitos si se instauran desde el primer día se integran mejor en los pequeños”, apunta esta orientadora.
“MIS HIJOS QUIEREN SALIR A VER A SUS ABUELOS”.
Consejo: Marín sugiere a los padres que aprovechen todas las herramientas y recursos que la tecnología pone a nuestro alcance en nuestro día a día, como el teléfono, Skype, las videollamadas o la ‘app’, FaceTime, para comunicarte con los familiares.
“Sería ideal que los niños pudieran tener contacto diario con sus seres queridos o sus amiguitos a través de dichos medios tecnológicos, e intentar que sus conversación estén centradas en temas triviales y positivos”, recomienda.
 “¿CÓMO PUEDO GESTIONAR MEJOR MIS REACCIONES CUANDO LOS NIÑOS NO HACEN CASO?”.
Consejo: “Primero de todo, hay que entender que esas reacciones infantiles son naturales y más en un contexto de cuarentena o confinamiento domiciliario y compaginándolo con teletrabajo de sus padres, en el mejor de los casos”, señala.
El consejo de Marín para los padres es “tratar de entender que hay determinadas cosas o situaciones que siempre van a escapar a nuestro control, aunque pongamos mucho foco en controlarlas, entre ellas cualquier reacción de un tercero, como por ejemplo cuando los niños no quieren escuchar o se ponen rebeldes”.
Trata de entender eso y cuando sientas que vas a perder el control repítete a ti mismo: “son niños, para ellos también es difícil la situación; lo único que quieren es llamar mi atención o que les dedique más tiempo”, apunta
“Este automensaje hará que tu estado emocional sea más calmado en tu respuesta. Y desde ese estado, podrás comunicarte más eficazmente con tus hijos pequeños, de manera empática y sin alterarte”, concluye Marín.