Listin Diario Logo
29 de mayo 2020, actualizado a las 09:38 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida sábado, 21 de marzo de 2020

PARTIDA

Vittorio Gregotti: adiós al maestro de la Arquitectura

Fue el más importante teórico y crítico italiano de la Arquitectura después de la muerte de Aldo Rossi

  • Vittorio Gregotti: adiós al maestro de la Arquitectura

    Vittorio Gregotti junto a George Latour Heinsen en Milán, 2018.

  • Vittorio Gregotti: adiós al maestro de la Arquitectura
  • Vittorio Gregotti: adiós al maestro de la Arquitectura
  • Vittorio Gregotti: adiós al maestro de la Arquitectura
George Latour Heinsen
Especial para Listín Diario
Santo Domingo

Es muy difícil describir la figura de una persona como Vittorio Gregotti, sobre todo nosotros que estudiamos en Venecia con “il Professore” y que luego de graduarnos nos invitó a trabajar en su oficina de Milán, donde trabajamos como arquitecto por 15 extraordinarios años.

Nacido en Novara en el 1927, de una familia de industriales, Gregotti fue el más importante teórico y crítico italiano de la arquitectura después de la muerte de Aldo Rossi. Murió el pasado 15 de marzo en el hospital San Giuseppe de Milán, a causa del coronavirus.

Gregotti se formó en el ambiente de los grandes maestros del Movimiento Moderno. En el 1947 colabora en la oficina de arquitectura de Auguste Perret en París. En 1951 participa al CIAM (Congres International d’Architecture Moderne) en Londres. En 1952 se gradúa en el Politécnico de Milán y en 1953 entra a formar parte de la redacción de la revista Casabella, que luego dirigirá desde el 1982 al 1996. En estos años conocerá a Le Corbusier, Water Gropius, Alvar Aalto, Frank Lloyd Wright  y Henry van der Velde. También dirigió la revista “Rassegna”.

En el 1955 abre una oficina de arquitectura junto a Ludovico Meneghetti y Giotto Stoppino, además comienza su carrera como profesor de Composición Arquitectónica en el Instituto Universitario di Architettura di Venezia, luego al Politécnico de Milán y en Palermo además como “visiting profesor” en varias universidades del mundo.

En el 1960 con su proyecto del edificio de oficinas en Novara. Se adhiere a los principios del racionalismo que con una personal reflexión explicará en su más importante libro: “El territorio de la Arquitectura” del 1966 (Gregotti ha escrito tantos libros que sería imposible mencionarlos todos en este artículo).

El 1966 es un año importante para la editorial, fueron publicados los “textos sagrados de la arquitectura”: Aldo Rossi (La arquitectura de la Ciudad) y Robert Venturi (Complexity and Contradiction in Architecture). Con estos textos la arquitectura se transforma en un hecho cultural.

TRASCENDENCIA

Gregotti, con sus más de 1600 proyectos en más de 20 países, es uno de los más importantes arquitectos italianos del 900, con su estilo inconfundible del alto nivel internacional.
En el 1974 funda la Gregotti Associati International en Via Matteo Bandello en Milán.

Entre sus principales proyectos recordamos el Area Bicocca en Milán, el Teatro Arcimboldi en Milán, el Estadio del Montjuic en Barcelona, el Estadio de Agadir en Marruecos, el Estadio Luigi Ferraris en Genova, el Centro Cultural de Belem en Lisboa, el Teatro de  Aix-en-Provence, la Academia Carrara en Bergamo, la Universidad de Calabria, la Universidad de Florencia, la Universidad de Palermo, la Nueva Ciudad de Pujiang en China (100 mil habitantes) y la Ciudad de Shimao en China.

Hay que vivirlo para poder expresar lo que se sentía pertenecer a la Gregotti Associati y estar en contacto diariamente con Vittorio Gregotti. Para la gran mayoría de los estudiantes de arquitectura de las universidades italianas era un sueño poder trabajar en la Gregotti Associati de Milán, pero no solo los estudiantes de Italia, cada semana llegaban a la oficina decenas y decenas de currículum de todas partes del mundo.

Debo confesar que cuando llegaba cada mañana a la oficina y leía sobre la bella puerta de vidrio el nombre de la sociedad sentía una gran emoción y orgullo. En Milán nos llamaban “los arquitectos de Via Bandello”, por el nombre de la calle donde se encontraba ubicada la oficina.

La oficina era un ambiente donde se respiraba la arquitectura, se desarrollaban proyectos en muchas partes de mundo, proyectos a grande escala y estos eran dirigidos por pequeños grupos de personas, pero siempre bajo la dirección de Vittorio Gregotti. Nos preparábamos para presentar a Gregotti la idea que habíamos desarrollado después de sus indicaciones iniciales, analizábamos por horas las eventuales preguntas que podría hacernos el “professore” y sin embargo ya con la primera no sabíamos qué responder.

Se va un grande maestro. Y deja una gran lección en defensa de la ciudad y de su territorio. Un hombre profundo y auténtico, como siempre lo han sido los grandes maestros.  
Lo tuve primero como profesor y relator de mi tesis en Venecia, luego como arquitecto colaborador por 15 años en la Gregotti Associati de Milán. Lo llevaré siempre en mi corazón y en mis pensamientos. Gregotti ha representado la historia de la arquitectura y de la cultura italiana.