Listin Diario Logo
22 de febrero 2020, actualizado a las 06:18 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 11 de febrero de 2020

MENUDO

En JFK: chequeo de funditas de dulces...

  • En JFK: chequeo de funditas de dulces...
Carmenchu Brusíloff
menudocbarrobayahoo.com

Si eres de las personas que, desde Estados Unidos, trae funditas de chocolates, almendras, galletas, etcétera, estás expuesta a que te toque un chequeo exhaustivo de estos. En Nueva York viví esa experiencia hace poco, antes de tomar vuelo de regreso por el aeropuerto John F. Kennedy. Las funditas fueron sacadas del maletín y cada una revisada con una vara metálica, donde en un extremo había como una tela blanca que, deduzco, impregnaban en una sustancia. Esa tela era deslizada por toda la superficie de cada fundita. ¿Buscando drogas, o sustancias peligrosas? No me dieron explicación. Simplemente, al terminar me dijeron que todo estaba okay.       

Sugerencias a otros viajeros

Ese día un inspector dijo en voz alta que podían pasar hasta 20 minutos revisando un maletín de mano. Avisaba a quienes tenían vuelo para salir en 10 minutos que no tendrían tiempo de abordarlo. Mi sugerencia es la de mi hija: no llevar funditas de dulces, etcétera, en el maletín de mano, sino en una funda aparte, como aparte uno lleva los líquidos y así aparte los pasa por rayos X. O comprar los dulces en Zona Franca, luego de pasar Aduanas. Sea como fuere,  conviene llegar con mucha más antelación de la que indica la aerolínea, porque en Aduana podría haber un tapón en la fila que te corresponda. Migración está delante de las correas para el equipaje de mano y la fila es la misma para Aduana.               

Bastones en cabina

Por lo que vi los bastones, aún de metal, pueden llevarse en la cabina del avión. Pero, al menos en el aeropuerto John F. Kennedy, el bastón será entregado a otro inspector en otra correa, no en la que se ha colocado el maletín y cualquier otra pertenencia  (zapatos, chaqueta, cinturónÖ) El bastón será revisado de distintas maneras, incluso quitándole algunas de las partes que sean removibles. No lo devuelven con las otras pertenencias, sino que hay que buscarlo en distinto sitio. Como no especifican dónde hay que preguntar, pero está bien cerca. Para muchos viajeros, la Aduana del JFK parece un caos, aunque no lo sea.               

En cuanto a los libros en RD

Una experiencia vivida por una persona muy cercana hace unos meses ocurrió al salir por el Aeropuerto Las Américas hacia Puerto Rico. En un bolso de mano llevaba varias novelas, ya leídas por su suegra que se las enviaba de regalo a su hija. Sorpresa recibió cuando en Aduana sacaron los libros para revisarlos ¡página tras página!