Listin Diario Logo
25 de febrero 2020, actualizado a las 03:41 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida sábado, 04 de enero de 2020

Hacia un nuevo concepto de museo más inclusivo

  • Hacia un nuevo concepto de museo más inclusivo
  • Hacia un nuevo concepto de museo más inclusivo
Santa Marte
Santo Domingo, RD

Los museos hoy en día son instituciones abiertas, participativas, que deben velar por el buen uso de sus colecciones y el bienestar de la humanidad.

A esa conclusión han llegado los directivos y delegados del Consejo Internacional de Museos (ICOM), quienes entienden que esos son los elementos que caracterizan a los museos del siglo XXI, los cuales deben responder a las necesidades de la sociedad moderna, y la definición actual ya no responde a esa realidad.

La transformación de estas instituciones fue uno de los ejes principales abordado durante la asamblea general del ICOM, celebrada en Kioto el pasado mes de septiembre. Otros de los temas tratados incluyen la sostenibilidad de los museos, su descolonización y la conservación de las colecciones que están en depósito.

En el encuentro República Dominicana estuvo representada por una delegación conformada por Myrna Guerrero, directora del Museo Bellapart y miembro del ICOM, Soraya Pérez Gautier, secretaria del ICOM-RD y exdirectora del Museo de la Catedral, Hilda Abreu, miembro del Consejo Ejecutivo Mundial del ICOM, y Luisa De Peña Díaz, presidenta del ICOM-RD, miembro del Comité de Ética y directora-fundadora del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana (MMRD).

Enfocado en la transformación de esos espacios, los representantes del ICOM presentes en la asamblea estaban claros de que era necesario e indiscutible reorientar el concepto actual.

“En eso todo el mundo estuvo de acuerdo, y que se necesita una nueva definición que refleje lo que nosotros somos, hacemos y lo que queremos ser como instituciones”, dijo De Peña Díaz, al referirse a la determinación de cambiar el actual concepto, que ya tiene unos 50 años, con ligeros cambios.

Para ella es una definición que fue muy adecuada para el siglo XX, pero muy poco comprometedora, que no asume el rol que en la actualidad deben jugar los museos.

Recordó que ya existe una recomendación de la Unesco, de 2016, un paso que obliga al ICOM a revisar seriamente la nueva definición.

Pero las voces que empujan hacia una nueva definición son cada vez más, algo de lo que no están ajenas esas instituciones, que desde ya trabajan en ese sentido.

“Sí podemos decir que en República Dominicana hay un pequeño grupo de instituciones, la gran mayoría no gubernamentales o privadas que están caminando por el camino de la actualización y de responder a las necesidades de la sociedad moderna. Aprovecho para reconocer el excelente trabajo que en ese sentido esta haciendo el Museo de Historia Natural, el cual debería ser tomado como ejemplo para los demás museos estatales’’, indicó la especialista.

Recordó que con ese objetivo el ICOM se asoció con la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) para impartir una Maestría en Museos, la cual se desarrolla actualmente, y buscan establecer un Centro de Formación Regional de Museos en el país para impulsar la formación de los trabajadores de esas entidades, para que desde dentro de sus instituciones puedan impulsar las transformaciones necesarias para que los museos sobrevivan en el tiempo.

Los museos que no sirven a su comunidad y no responden a la necesidad de su comunidad desaparecen como institución, dejan de ser importantes, necesarios, “por eso nosotros vemos la crisis que hay en los museos a nivel nacional, porque la crisis se dan para que tu respondas a ellas, reacciones, busque soluciones y mejores, entonces la respuesta del Comité Dominicano del ICOM es aportar a la educación, a la formación de profesionales de museos, por eso impulsamos y apoyamos esta maestría”.

¿Cuáles elementos integran el nuevo concepto?

Se habla de la responsabilidad social de los museos y el rol que tienen que jugar en la sociedad. Cada vez más los museos abordan de forma más seria los conflictos, los retos, las aspiraciones de la sociedad

Con esta búsqueda de una nueva definición, donde se habla de bienestar planetario, de espacios democratizadores e inclusivos, de que tienen que ser participativos y transparentes (que exhiban objetos reales y originales en sus colecciones), que no se manipulen las informaciones, se habla de dignidad humana y justicia social, que aborden conflictos y desafíos del presente y que trabajan en colaboración activa con su comunidad.

Los museos son instituciones científicas y educativas y lo que dicen tiene que ser necesariamente irrefutable en lo que presentan, a menos que haya nuevos descubrimientos.

Un discurso colonialista

Para la directora del ICOM-RD el discurso de los museos es un discurso colonialista, desde el punto de vista eurocentrista, por eso en el nuevo concepto se trata sobre la descolonización. Considera que los museos hoy en día deben ser polifónicos, y relatar con varias voces, “entonces ese discurso colonialista que nos inculca que los tainos eran tontos, los africanos esclavos, casi animales, y que los españoles europeos son la base de nuestra cultura y de nuestra identidad, no son ni polifónicos ni imparciales, porque cada cultura tiene sus propios valores, entonces ese es uno de los aspectos del discurso descolonizador”.

“Recientemente vimos como en Holanda el museo de historia cambio el término ‘‘Era Dorada’’ para definir un período que ciertamente tuvo un gran progreso económico, pero el mismo se sostuvo con la trata de esclavos. Eso es descolonizar”, recordó.

Dijo esperar que los museos estatales que se están remodelando en el país rompan con ese discurso colonialista.

Sostenibilidad

Otro de los puntos que se abordó en el encuentro del ICOM es el problema de la sostenibilidad de los museos, algo que afecta a todas las instituciones de esa naturaleza en el mundo.

La búsqueda de soluciones a corto, mediano y largo plazo es permanente, pero los ejecutivos del ICOM están más que convencidos de que eso va de la mano con el rol social que juegan los museos, y la responsabilidad social que asumen.

Entienden que en la medida que el museo se hace importante para la comunidad ésta no solo aporta, sino que también exige su mantenimiento y su sostenibilidad, porque da un servicio que es necesario para la sociedad y la comunidad donde está ubicado.

“El asunto de la sostenibilidad es un verdadero dolor de cabeza para todos los profesionales de museos, sobre todo los directores, que nos tenemos que pasar el 80 por ciento de nuestro tiempo pensando en cómo resolver problemas para poderlo mantener y poder ejecutar los programas y proyectos que tiene en carpeta para poder brindar el servicio para el cual fue creado”, reflexiona De Peña Díaz.

Son muchos los desafíos de la sociedad para mantener y caminar hacia delante en todo lo que son las conquistas, y los museos tienen la responsabilidad de salvaguardar esas conquistas, porque son parte del desarrollo de la humanidad.