Listin Diario Logo
19 de enero 2020, actualizado a las 09:38 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida sábado, 14 de diciembre de 2019

SALUD

Cáncer de piel: una realidad a la que pocas personas le prestan atención

  • Cáncer de piel: una realidad a la que pocas personas le prestan atención
  • Cáncer de piel: una realidad a la que pocas personas le prestan atención
Dayana Acosta
Especial para L2
Santo Domingo

Existen más de 200 tipos de cánceres, y entre ellos se encuentra el del órgano más grande del cuerpo, la piel, que también puede ser afectada por un tipo de células anómalas que se dividen sin control y destruyen los tejidos corporales.

La dermatóloga Luisa González de Bogaert explica que el cáncer de piel es el crecimiento anormal de células cutáneas y suele manifestarse con mayor frecuencia en la piel expuesta al sol.

La directora adjunta y jefa de las unidades quirúrgicas en el Instituto Dermatológico Dominicano Dr. Huberto Bogaert Díaz (IDCP) precisa que el carcinoma de células basales y el de células escamosas son los más frecuentes en la población dominicana.

“El cáncer de piel se manifiesta en las zonas de piel expuesta al sol como son el cuero cabelludo, rostro, el cuello, cara (labio, mejilla, frente, cuello y orejas). En las mujeres piernas y escote. De todas esas áreas, la mayor presentación es en la cara”, detalla.

Sobre el carcinoma basocelular puntualiza que es el más común de todos los cánceres. “Aparece en las células pequeñas, redondas y basales de la capa basal de la piel. Por lo general, descubierto en la cara, las orejas, los labios y alrededor de la boca, el cáncer de células basales rara vez se propaga y es casi cien por ciento curable cuando se trata a tiempo. Sin embargo, si no se detecta puede alterar el área”.

El segundo, prosigue la dermatóloga, es el carcinoma de células escamosas. Parecido a escamas de la epidermis, normalmente se encuentran en la cara, las orejas, los labios, la boca, el cuello, las manos, los brazos y la espalda. A diferencia del carcinoma basocelular, se puede diseminar a otras partes del cuerpo, pero con tratamiento temprano es curable en un 95 por ciento.

La encargada del Departamento de Histopatología del IDCP, Fernanda Aurora Nanita Lembert de Estévez, agrega: “Prácticamente no hay un día de trabajo que nos llegue una muestra al departamento sin que no tengamos un diagnóstico de cáncer de piel. Básicamente el carcinoma basocelular que es el más frecuente, luego le sigue el carcinoma epidermoide basocelular y con menos frecuencia el melanoma”.

Causa

González de Bogaert expone que el cáncer de piel ocurre cuando se producen errores o mutaciones en el ADN de las células de la piel. “Las mutaciones ocasionan un crecimiento fuera del control de las células y la formación de una masa de celular cancerosas”.

El cáncer de piel comienza en la capa superior de la piel (epidermis). Estas capas tienen tres tipos de células que son las células escamosas, que se encuentran justo debajo de la superficie externa y funcionan como el recubrimiento interno de la piel. Las células basales, que producen nuevas células cutáneas, se encuentran en la segunda línea celular. La tercera son los meloncitos, que producen melanina, el pigmento que da color a la piel y se encuentran en la parte inferior de la epidermis.

Signos y síntomas

La cirujana explica que el melanoma puede formarse en cualquier parte del cuerpo, en la piel normal o en un lunar existente que se vuelven cancerosos. El melanoma aparece con frecuencia en el rostro o el tronco de los pacientes afectados.

Aunque el cáncer de piel afecta a personas con todo tipo de piel o fototipo, es más frecuente en personas de piel clara.

“Sin embargo, en nuestro país el fototipo IV y V con piel más oscura, con más frecuencia aparece en la parte inferior de piernas y en la planta de los pies. Tanto en hombres como en mujeres, el melanoma se puede presentar en la piel no expuesta al sol. También en la mucosa bucal y genital con una alta prevalencia y su pronóstico es de cuidado. En las uñas se puede presentar como una línea negra intensa que cruza toda lámina ungueal”, dice González de Bogaert.

Los signos más relevantes del melanoma son los siguientes: área de pigmentación color marrón con puntos más intensos de color. De igual forma, un lunar que cambia de color, tamaño, textura o que sangra. Asimismo, una lesión hiperpigmentada pequeña, una lesión que arde o duele, lesiones oscuras en las palmas de las manos, plantas de los pies, recubrimiento de la mucosa, nariz, vagina, o ano.