Listin Diario Logo
22 de octubre 2019, actualizado a las 12:28 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida viernes, 20 de septiembre de 2019

CLUB DE CONQUISTADORES

Jóvenes al servicio de la comunidad

  • Jóvenes al servicio de la comunidad
  • Jóvenes al servicio de la comunidad
  • Jóvenes al servicio de la comunidad
  • Jóvenes al servicio de la comunidad
  • Jóvenes al servicio de la comunidad
Carmen Guzmán
Santo Domingo

El Premio Nobel de la Paz 1952, Albert Schweitzer, dijo en una ocasión que el propósito de la vida humana es servir, mostrar compasión y voluntad de ayudar a los demás.

Para el club de conquistadores, movimiento juvenil de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, esta frase forma parte integral de su razón de existir.

Con alrededor de 62 años en el país, este movimiento cuenta con más de 10,000 niños, adolescentes y jóvenes que han dedicado sus vidas a servir a sus comunidades en distintas partes del  país.

La misión fundamental de sus dirigentes, es sacar a todo niño con el que tienen contacto, de las calles de la delincuencia y ofrecerles un cambio de vida, donde resalten los buenos valores y principios.

En el pasado campamento de verano que celebran cada año, Víctor Leger, uno de sus antiguos directores juveniles expresó que para él era una enorme satisfacción ver a adultos que una vez fueron niños llevando a sus hijos a este tipo de actividad. “Esto indica que lo que empezamos hace mucho tiempo, ha dado buenos frutos”.

Amigos de la humanidad

La idea no es solo transformar el carácter de los miembros, sino crear en ellos amor y conciencia por el cuidado de la sociedad donde viven.

Una de las consignas de la ley del conquistador es 'ser amigo de la humanidad', y esto lo ponen en práctica en actividades que ayuden a la sociedad, desde la entrega de comida a personas en sectores empobrecidos, útiles escolares, siembra de árboles, visita a orfanatos, limpieza de costas, recogida de basura, entre otras más.

Entre las actividades que se pueden destacar se encuentran la entrega de útiles escolares y alimentos crudos a los directivos y niños de la Fundación Pro desarrollo Comunidad Dominicana, que trabaja con niños de escasos recursos en el barrio de Los Mameyes. La donación fue realizada por miembros de la escuela de guías mayores Gazcue.  

De igual forma los niños de los clubes Iglesia Nueva, Central Quisqueya, Quisqueya II, Mirador, Los jardines, Arroyo Hondo, Bella Vista y las iglesias de los Kilómetros de la Independencia, decidieron acompañar a los pequeños pacientes internos en el Hospital Infantil Robert Reid Cabral.

Mientras se encontraban allí fue notable la presencia de uno de los niños que también es parte del movimiento, pero debido a su internamiento no portaba su pañoleta para ser parte del semana de la pañoleta, es en ese momento cuando uno de los conquistadores participantes en la visita se quita la de él y se la pone. “Esto es para que no te quedes sin celebrar”, expresó.

Comprometidos también en el cuidado del medio ambiente y como una manera de aportar a la solución de la contaminación que tienen nuestras playas, un grupo de jóvenes de las principales iglesias adventistas del centro de la ciudad, se unieron para dejar limpia la playa Fuerte San Gil.

De igual forma los más pequeños del club de aventureros, niños de cuatro a nueve años de edad, trabajaron para ayudar a la forestación del parque Ecológico Los Alcarrizos. Acudieron acompañados de sus padres e iban plantando un árbol por familia, de manera que todos sintieran el compromiso que tenemos como parte de la sociedad a mantenerla a salvo y bien cuidada.